Comenzó pico en cosecha del mango en Santiago de Cuba

En la provincia de Santiago de Cuba comenzó el pico de la cosecha del mango con la necesidad de aplicar más alternativas locales y lograr producir nueve mil 800 toneladas (t) para la industria.

William Hernández, coordinador de Programas agroalimentarios en el Gobierno del territorio, explicó hoy, en esta ciudad, que debido a las lluvias y el intenso sol aumentó la maduración de las variedades de esa fruta con una explosión desde esta segunda quincena del mes de junio.

Están activadas las Comisiones provincial y municipales con 12 tareas a ejecutar para evitar complicaciones, acopiar y procesar desde las estructuras de base y hacia los diferentes destinos.

Las localidades buscan opciones por el déficit de combustible y transporte especializado poniendo en práctica todo lo relacionado con la autonomía de esos gobiernos para lograr autoabastecimiento y cumplir las expectativas de la actual campaña.

Hernández afirmó que la empresa de Acopio tiene el compromiso de colocar mangos para la venta en los mercados de las comunidades, pero lo real es una mayor presencia de carretillas y particulares que lo ofertan a altos precios, y recabó del actuar de inspectores y controladores.

Añadió la labor de organismos que intervienen en la recogida para superar las bajas de otras campañas, aprovechar los recursos que deben ponerse con prioridad en tareas que deciden, y el aseguramiento de envases, equipos de traslado, incluidos los de tracción animal, y mejoras de caminos y vías.

En las minindustrias del sistema de la Agricultura se presentó un déficit de tanques, latas y otros envases para las pulpas, los cuales están contratados para la esperada solución, el resto corresponde a las industrias de la Alimentaria, que suman más de una docena en la provincia, expresó.

Hay una fortaleza y son las pequeñas beneficiadoras de frutas en cooperativas y lugares intrincados que favorecen a la población cercana.

El dirigente del Gobierno destacó a la Empresa Mixta del municipio de Contramaestre, hacia donde se comenzó a mover una alta cifra de mango comprado a menos precio, pero con un retorno en moneda libremente convertible (mlc) a quienes lo producen en las estructuras de base.

En la planta de Ponupo, proyecto de desarrollo local ubicado en el municipio de Songo-La Maya, más de 90 trabajadores redoblan los esfuerzos en dos turnos laborales para elaborar pulpas, mermeladas y conservas de lo generado por 45 formas productivas de base.

Por estos días dan respuesta al acopio del mango que en diferentes variedades comenzó a llegar a la industria desde el pasado mayo.

Este centro de tecnología italiana tiene el mayor peso en esta actividad en la localidad songomayense donde elaboran, además, puré de tomate, pulpa de guayaba y otras frutas, y se preparan encurtidos de otros vegetales, concluyó William Hernández.

Tomado del Periódico Sierra Maestra

Deja una respuesta