¿Cómo están los embalses para el período seco?

A pocos días del comienzo del período seco, la situación de los embalses en Santiago de Cuba preocupa a sus habitantes. La entrevista con la directora de la UEB Gestión Integral de Recursos Hidráulicos, de la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico de Santiago de Cuba ofrece respuestas en datos

Con las lluvias de los últimos días muchos se quejan por el retraso y la suciedad que provocan, pero saben que son necesarias para la agricultura, la ganadería y el abastecimiento hidráulico. Entonces cambian el “que no llueva hoy” por “que espere a que llegue a casa antes de empezar”.

En la emisión del noticiero estelar en que el especialista de la Dirección General de Gestión Integrada del Agua, Argelio Omar Fernández Richelme, habló de la situación de los embalses, Santiago de Cuba presentaba los niveles más bajos del país.

Para saber si las precipitaciones de días anteriores han tenido un impacto significativo, Sierra Maestra habló con la ingeniera Katia Alarcón Méndez, directora de la UEB Gestión Integral de Recursos Hidráulicos, de la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico de Santiago de Cuba.

“Las precipitaciones de los últimos días principalmente cayeron sobre la ciudad. El pluviómetro #1696, ubicado en La quinta registró 80 milímetros cúbicos (mm3); el #1528 en la 1528 de El Caney, 72mm3; el #1694 de la autopista y Carretera del Morro, 51 mm3; y en el Tercer Frente se registraron 42 mm3.

“Estos acumulados representan solo un aumento de 0,3 % del promedio histórico de lluvia, no puede decirse que constituyeran un cambio importante en la situación existente. Nosotros consideramos que las lluvias son significativas cuando sobrepasan los 40 mm3 en 24 horas, pero este no es un límite estricto ni se aplica a todos los territorios.

“Los meses más lluviosos tradicionalmente son mayo, con un promedio de 207.1 mm3 del cual se cumplió el 89.7%; junio con 154.9 mm3 que registró solo el 60.7 % y octubre. Hasta el día 20 ha caído un 36,7% de la media histórica, lo que no es un resultado muy favorable, pero aún queda un tercio del mes en que podrían mejorar los registros. Las lluvias favorecieron el sistema de alimentación Noroeste que tributa al acueducto Santiago. Los otros dos sistemas corresponden al Parada y al San Juan.

“El período húmedo cerrará en números rojos, pero esto no se traducirá en afectaciones para la entrega ni la demanda de agua potable. Siete de los nueve embalses están en niveles normales y queda el mes de noviembre que aunque pertenece al período seco se incluye en la temporada ciclónica, por lo que puede significar lluvias” concluyó la especialista.

A pesar de esta información optimista debemos ahorrar el agua que tenemos en caso de que los pronósticos no se cumplan.

Deja una respuesta