Comparte, comparte, comparte…

De momento encuentro una selección de las mejores frases de calma y sosiego y las quiero compartir con ustedes con su conveniente comentario, sobre todo porque en estos tiempos mucho se necesitan ante lo que hoy vivimos los cubanos y con ello los santiagueros, que nos sirven de mucho a nivel de familia y por qué no… Entre amigos!…

Por supuesto y así lo enunciamos…No podemos frenar el ritmo de vida actual, muy tenso por cierto, pero sí podemos intentar que en nuestro entorno personal exista el mayor nivel de calma posible, de paz, de tranquilidad, de quietud, de serenidad, de reposo, de sosiego, de placidez, sin que sea de ocio precisamente. Aún cuando estemos convencidos que el mundo convulsiona, el equilibrio con el que sueña, debe hacerse realidad e impregnarlo en todos los de su familia, siempre que pueda y sé que podrá mucho…

Relajarnos diariamente haciendo aquellas cosas que más nos gusten como tomar un baño o leer un libro, ver novelas o películas de amor o musicales, nos ayudará a mantener bajos nuestros niveles de estrés y alta la potencialidad de supervivencia…

A continuación podrás descubrir esas frases que te hablarán sobre la importancia de llevar una vida más tranquila.

El que más se apresura no es el que más trecho avanza, que para hacer ciertas cosas se requiere tiempo y calma. (Charles Perrault)

Y sí que convengo con que el tiempo y la calma serán necesarios para poder cumplir con nuestro objetivo, como se suele decir, “vísteme despacio que tengo prisa”.

La paciencia no es la capacidad de esperar. La paciencia es estar tranquilo sin importar lo que suceda, tomar medidas constantemente para convertirlo en oportunidades de crecimiento positivo y tener fe para creer que todo funcionará al final mientras esperas. (Roy T. Bennett)

Tenga en cuenta este comentario, justo a mi gusto… Para poder ser personas pacientes también deberemos ser personas calmadas, la calma es quizás la madre de la paciencia.

Tome las cosas con calma, porque si las comienza a tomar seriamente, llegan a su fin. (Jack Kerouac) Claro, tenga en cuenta que… La vida es como un viaje por la mar: hay días de calma y días de borrasca; lo importante es ser un buen capitán de nuestro barco. Y tenga en cuenta además que los días de ajetreo nos enseñan a valorar la importancia de la calma.

No hay más calma que la engendrada por la razón, sentencia Séneca… Y es que para poder mantener la calma, nuestra mente deberá colaborar.

Mantener nuestra mente serena será necesario para poder estar más calmados… Bien lo reafirma Marco Aurelio cuando asegura que… La tranquilidad perfecta consiste en el buen orden de la mente, en tu propio reino. Pues claro… Meditar puede ayudarnos a calmar nuestra mente y espíritu. Tomate el tiempo de pensar tranquilamente cuando lo necesites, piensa que, ciertamente Hay mucha belleza, mucha verdad y amor a nuestro alrededor, pero muy pocas veces nos tomamos las cosas con la suficiente calma para apreciarlos, como para darnos cuenta. (Brian Weiss)

Y es que para poder apreciar las cosas más sencillas y bellas de la vida, deberemos vivir de una forma mucho más calmada. Recuerde a Wolfgang Goethe… El talento se educa en la calma y el carácter en la tempestad, mientras Cicerón sentenciaba… Una vida feliz consiste en tener tranquilidad de espíritu, porque ciertamente La felicidad no viene sino con la calma…

Deja una respuesta