«José Antonio Saco y nuestra identidad nacional «

Es José Antonio Saco considerado fundamental inspirador del reformismo y autonomismo cubano en el siglo XIX, El criollo devenido escritor, historiador, sociólogo, economista, profesor y político se destaca por su posición abiertamente opuesta a la esclavitud y a la anexión de Cuba a los Estados Unidos.

Nace el 7 de mayo 1797 en Bayamo, antigua provincia Oriente donde transcurre su infancia en el seno de una familia de excelente posición económica y social, sin embargo a los 14 años de edad queda huérfano de madre y padre y esta situación le obliga a fungir como protector de sus dos hermanos menores. 

José Antonio Saco se gradúa en Filosofía y Derecho en el Colegio San Basilio de Santiago de Cuba, luego parte a La Habana para estudiar Filosofía con el padre Félix Varela en el Colegio-Seminario de San Carlos.

Aunque se le notifica un matrimonio anterior, es en1856 con 59 años de edad cuando se casó en Londres con María Dolores Frías, viuda de Narciso López, destacado anexionista, ejecutado por el Gobierno español en 1851 y hermana del terrateniente cubano, conde de Pozos Dulces, con quien tuvo dos hijos, María y Aurelio.

En 1821 se graduó en Filosofía en la Universidad de La Habana y para entonces sucedía a Félix Varela como profesor de Filosofía y de Ciencias Físicas en el Seminario de San Carlos.

El pensamiento político y filosófico de Saco va madurando con la influencia de Félix Varela y José de la Luz y Caballero, con quien concertó una arraigada amistad. Por estos años José Antonio Saco escribió algunos  ensayos, como el titulado “Memoria sobre caminos” donde fundamenta y hace propuestas acerca la situación de abandono de los caminos en la isla de Cuba y el considerado un formidable estudio sociológico “Sobre la vagancia en Cuba” ambos reconocidos y premiados por distintas instituciones académicas

En 1833 contribuyó a fundar la Academia Cubana de Literatura y por los enfrentamientos con los mas conservadores miembros de la Sociedad Económica de Amigos del País, fue deportado en septiembre de 1834 por orden del capitán general Tacón.

En Madrid en 1837 publicó Saco otros dos importantes trabajos: “Mi primera pregunta: ¿La abolición del comercio de esclavos africanos arruinará o atrasará la agricultura?”, y el otro: “Paralelo entre la isla de Cuba y algunas colonias inglesas”, que muestra ya sus ideas básicas sobre la nacionalidad cubana.

A fines de ese mismo 1837 se dispone a culminar “ La monumental Historia de la esclavitud”. A la par de este tema, publica varios trabajos expresando en ellos su oposición a la anexión de Cuba a los Estados Unidos, defendiendo tesis del reformismo liberal en textos como “ La situación política de Cuba y su remedio” (1851) y “Cuestión de Cuba” (1852), que resume al enfatizar el enunciado: “O España concede a Cuba derechos políticos, o Cuba se pierde para España”.

Para 1875 Saco concluye el primer tomo de su “Historia de la esclavitud de la raza africana en el Nuevo Mundo”.

Sus dos últimos años de vida transcurren en Barcelona, donde fallece el 26 de septiembre de 1879, su deseo expreso de ser enterrado en cuba, su amada patria, fue concretado el 20 de agosto de 1880 en el cementerio Colón de La Habana.

Allí en su tumba se puede leer el epitafio que él mismo propuso antes de morir:

 “Aquí yace José Antonio Saco, que no fue anexionista, porque fue más cubano que todos los anexionistas”.

Deja una respuesta