Cuba es un verdadero avispero contra el bloqueo

Santiago de Cuba, 16 de oct. – El pueblo cubano ha sido un verdadero avispero para fustigar el criminal bloqueo de los Estados Unidos contra la Isla en casi 60 años de existencia, pero en los últimos tiempos ha ocurrido un incremento de la agresividad y la extraterritorialidad de este mecanismo de presión, con inéditas medidas.

Hombres y mujeres que lo han sufrido en carne propia, sobre todo, en un tema tan sensible como la carencia de medicina para curar a un hijo enfermo, son las principales voces que se alzan cada minuto para repudiar una ilegal política que pretende asfixiar al país y socavar la Revolución.

Principalmente los jóvenes que han nacido y crecido bloqueado por ese por ese engendro genocida del imperio, son los primeros en rechazarlo desde universidades, planteles de la Enseñanza Media y Primaria, en centros de trabajo de los servicios y la producción y en los barrios, que se convierten en avisperos para espolearlo.

Es útil referirse a algunos de sus impactos, ahora que se prepara la presentación del informe en virtud de la resolución 73/8 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, titulada “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

Los daños acumulados en 60 años, tomando en cuenta la depreciación del dólar, ascienden a 922 mil 630 millones de dólares y que con los ingresos dejados de percibir y los costos por la reubicación del comercio, el Producto Interno Bruto de Cuba hubiera crecido un 10 por ciento como tasa promedio anual en los últimos años, ha precisado el canciller cubano Bruno Rodríguez.

Es importante recordar que el bloqueo se opone a la propia esencia de la ONU, en materia de defensa de los derechos humanos, igualdad soberana de todos los pueblos, aumento del nivel de vida, respeto a la libre determinación y al arreglo de conflictos entre naciones por la vía pacífica.  

Como ningún otro pueblo, el cubano dio al mundo un ejemplo de perseverancia en sus ideales que es digno de respeto incluso por parte de aquellos que, sin ser enemigos, no concuerdan con los ideales revolucionarios, según valoraciones de especialistas en Historia.

La política de la Revolución cubana protagonizada por su pueblo, de ayuda y colaboración sobre todo a los países del llamado tercer mundo, es un elemento que no puede desconocerse a nivel mundial en las relaciones entre naciones y en el seno de organismos internacionales, también señalan expertos en estos asuntos.

Nuestra lucha contra la política hostil de Washington a escala mundial debe enfocarse sobre todo en su carácter injusto, por intentar doblegar a un pueblo privándolo incluso de alimentos y medicinas, algo que viola el derecho internacional.

Pero si bien durante seis décadas se ha dejado sentir el impacto del bloqueo en todos los cubanos, las acciones de ahora son inéditas sobre todo para impedir el acceso de Cuba al combustible, una violación del derecho internacional y humanitario y las prácticas para la navegación, ha denunciado el ministro cubano de Relaciones Exteriores.

Ha puesto como ejemplos la persecución a navieras, aseguradoras y gobiernos para que no transporten combustibles a Cuba, la reducción de las remesas familiares, la persecución bancaria y financiera, lo cual tiene un efecto directo en la ciudadanía y la economía.

Este año el gobierno permitió la presentación de demandas contra Cuba y terceros países que hagan negocios con propiedades nacionalizadas durante la Revolución, al amparo del título III de la ley Helms-Burton.

En la etapa hubo una campaña contra los médicos cubanos que cumplen misión en el exterior y el incremento de los obstáculos para la adquisición de medicinas y alimentos, hechos realmente indignantes.
  
El Canciller destacó el creciente apoyo internacional a la lucha de Cuba contra el bloqueo y anunció que los días 6 y 7 de noviembre la Asamblea General de Naciones Unidas considerará nuevamente un proyecto de resolución para poner fin a este acto genocida contra el pueblo cubano.

Parece que no nos conocen, no lograrán una concesión de los cubanos,   no cedemos ante amenazas ni chantajes, y estas medidas provocan  reafirmar los ideales por los cuales hemos luchado y vencido siempre, dijo la profesora de Derecho de la Universidad de Oriente, Caridad García. 

Deja una respuesta