Cuidemos nuestro Corazón

El Día Mundial del Corazón se celebra cada año el 29 de septiembre con el fin de sensibilizar al público y promover la adopción de medidas preventivas que disminuyan las enfermedades cardiovasculares, en particular las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares pues son las principales causas de muerte en todo el mundo; y concientizar así a todos los seres humanos de la Tierra de que hacer ejercicios es bueno para prevenir las enfermedades del corazón.

De los 195 países que integran la OMS, un estudio realizado sobre la carga global de las enfermedades cardiovasculares arrojó que constituyen la 3era causa de muerte con 117 millones de personas fallecidas y  una prevalencia de 422 millones de casos al año, así lo refirió  Dr. En Ciencias Médicas Germán del Rio Caballero, Especialista en 1er y 2grado en Cardiología. Profesor titular y presidente del Capítulo Provincial de la sociedad cubana de cardiología.

Dr. En Ciencias Médicas Germán del Rio
Caballero

¿Qué importancia tiene el corazón como órgano Vital?

Todos conocemos que hasta del punto de vista anecdótico se considera el corazón como centro del alma…El sistema cardiovascular en general es quien se encarga de garantizar que el  oxígeno y los nutrientes lleguen a todas las células y tejidos del organismo y se recojan estos desechos que se producen en los mismos. Por tanto sin la actividad de este sistema es imposible la vida.

¿Cuáles son las afecciones cardiovasculares más frecuentes y su incidencia en la provincia de Santiago de Cuba?

Dentro de la pandemia de estas enfermedades cardiovasculares influyen muchos factores no solo genéticos: aumento de las expectativas y la esperanza de vida en la población; o sea hay una mayor longevidad, sabemos que nuestro país es uno de los más envejecidos de América Latina y el mundo.

El tabaquismo, el consumo de una dieta inadecuada: las llamadas comidas rápidas o chatarra, y la inactividad física, han determinado un aumento de las enfermedades  que no son transmisibles como las arterioscleróticas, dentro de ellas se incluyen las cerebrovasculares que para nuestra provincia constituye una situación alarmante, así  como la hipertensión arterial junto con la cardiopatía isquémica.

En este caso en nuestro territorio a pesar de que la mortalidad por  afecciones isquémicas es ligeramente menor que la tasa de país, en nuestra población ha ido aumentando en los últimos años el infarto agudo de miocardio, la insuficiencia cardiaca y las arritmias dadas por todas estas cuestiones citadas anteriormente.

¿Cuáles son los servicios con los que cuenta Santiago de Cuba para la atención a pacientes con estas enfermedades?

En Santiago de Cuba el servicio de salud cuenta con centros donde se garantiza tratamiento y prevención de estas enfermedades. Pero un rol esencial en este aspecto lo juega la atención primaria de salud; el médico y la enfermera de la familia, ya que al estar más cerca de la población tiene mayor cobertura  para influir con aspectos sociales en la modificación de los estilos de vida que debe comenzarse desde la edad pediátrica; desde la mujer está en la edad de gestación para que se produzca una salud cardiovascular óptima, pues conocemos que los descendiente de personas con afecciones cardiovasculares  tienenmás probabilidades,  de ahí que haya que comenzarla a prevenirlas desde edades tempranas.

Contamos con el Cardiocentro situado a nivel del Hospital Provincial Saturnino Lora  que dispone de tecnologías avanzadas para el tratamiento y prevención de estas afecciones. Donde no solo influye el cardiólogo como especialista, sino psicólogos, fisiatras, nutricionistas… todo un equipo multidisciplinario que se encarga de educar sobre estas cuestiones.

Haciendo referencia a la actual situación que se vive hoy en el país con la COVID-19 los pacientes que tengan estos padecimientos están en el grupo de más riesgo y vulnerabilidad, aunque se recomienda el aislamiento entre las personas hay que mantener la actividad física y lograr una dieta saludable recomendó el Dr. Germán.

El Día mundial del Corazón no debe de ser un gesto aislado, sino una actividad de educación que debe abarcar a todos en general, desde el punto de vista sanitario, legal y medioambiental porque la participación consiente de todas las fuerzas de la sociedad para reducir el impacto terrible de esta pandemia de enfermedades cardiovasculares es de suma importancia.

Texto y Foto María Pompa, estudiante de Periodismo

Deja una respuesta