Buena noticia hoy para mí de gran relevancia…

Hay informaciones que me emocionan y me agrada revelarla en la página digital de mi Emisora municipal,  Radio Mambí, esa Casa radial que tanto amo aún cuando en Cuba la noticia a estas alturas pueda ser de poco asombro…

Amanecí contenta con el titular de que el gran bailarín cubano Carlos Acosta, una de las figuras más importantes de la escuela cubana de ballet y de la danza masculina de nuestra época, acaba de ser galardonado con el Premio Anual de la revista “Dance Magazine” de Estados Unidos, y no soy especialista en el tema pero bien conozco que dicen los entendidos, que es uno de los más importantes reconocimientos que se otorgan a figuras trascendentales de la danza a escala mundial.

Pero el asunto al abundar la información es mucho más serio… Al recibir el “Dance Magazine 2020”, Carlos Acosta se convierte en el tercer cubano que obtiene este premio… Y sepa usted que antes lo merecieron Alicia Alonso, en el año 1958, y José Manuel Carreño, en el 2004… ¿No se siente usted como cubano, como negro o negra estimulado¡…

Y sí porque No hay página  a nivel del mundo que No hable de este bailarín cubano que se convirtió en el primer Romeo negro de la historia, al punto que su vida es el centro de la película ‘Yuli’, dirigida por Icíar Bollaín, quien recientemente la estrenaba con Acosta interpretándose a sí mismo y bailando en unos espectaculares números de danza, dejando a todos estupefactos también porque la novedad está en que esta película es de Icíar Bollaín como uno de los proyectos más ambiciosos de esta Directora que debutó hace 20 años con Hola, ¿estás sola? y ganó el Goya con Te doy mis ojos, que emociona, reitero, porque a la vez esta fémina también derribó los prejuicios: Es una de las tres únicas mujeres que han logrado el Goya a la Mejor dirección.

La directora ha lamentado que «allí donde hay poder, dinero y toma de decisiones hay pocas mujeres»  Tras emocionar con El Olivo regresa a un guion de su pareja, Paul Laverty -habitual colaborador de Ken Loach-, para contar la vida de Carlos Acosta, bailarín cubano que demostró que el ballet no era sólo cosa de blancos, porque, como recuerda Bollaín, todavía la gente tiene la idea de que los bailarines tienen que ser “príncipes blancos y rubios”, cuando la realidad social es bien diferente…

Y le aporto datos si es de los que quiere saber más y lee hasta el final…

Carlos Acosta es Premio Nacional de la Danza en Cuba en 2011 . Se hizo acreedor del Premio Benois, el Oscar de la Danza, en el 2008. Fue galardonado en 2014 con el Premio Nacional de la Danza en el Reino Unido, y en 2018 recibió el Queen Elizabeth II Coronation Award, distinción que otorga la Real Academia de la Danza del Reino Unido y que reconoce a este bailarín cubano entre las personalidades más influyentes de la danza actual.

Fue primer bailarín del Ballet Nacional de Cuba y ha bailado además con otras prestigiosas compañías como el English National Ballet, el American Ballet Theatre, el Houston Ballet, y The Royal Ballet de Londres.

Su compañía Acosta Dance es una de las más reconocidas en el panorama actual de la danza en Cuba. Actualmente dirige el Royal Ballet de Birmingham, Inglaterra. Recientemente fue nombrado miembro de la Junta de Gobernadores de The Royal Ballet School

Deja una respuesta