Conmemoran 25 aniversario de la editorial Pablo de La Torriente Brau en Santiago de Cuba

En conmemoración al 25 aniversario de la fundación de la filial en Santiago de Cuba de la Editorial Pablo de La Torriente Brau, se celebró un acto en el Salón 70 aniversario de la Universidad de Oriente.

Para conocer acerca de sus exponentes y ejemplares más importantes, así como las expectativas de proyectos que se plantean efectuar, Sierra Maestra se propuso dialogar con Enna  Oliva Martínez; redactora, editora y representante de la editorial.

“La filial ha sido un espacio en el que muchos profesionales, periodistas, escritores, redactores y pintores han publicado  sus obras. El gremio en sentido general abarca la totalidad de los compañeros que trabajan en el sector de diferentes provincias. En esta primera parte se llevó a cabo la tarea de producir pequeños formatos de libros para facilitar la impresión”, expuso Enna.

Esta editorial produce libros de diferentes títulos y temas que por su interés motivan al lector en el conocimiento de diversas materias, y al mismo tiempo elevan la reputación de la filial, al ser sede de disímiles autores de gran renombre.

“La editorial publicó libros que tratan la historia de Santiago de Cuba, así como  obras de la ciudad de Guantánamo y Bayamo. Tenemos 52 autores y publicados no menos de treinta títulos en total, un ejemplo, el compañero Chaguito o Eliades Acosta, autor de muy buenos libros, que en estos momentos se encuentra  laborando en otra provincia(…).Tenemos en este momento limitaciones por la situación ocasionada por la pandemia, pero no obstante, estamos publicando seis títulos en Las Villas, gracias al esfuerzo de la Unión de Periodistas de Cuba(UPEC) ”, expuso la representante de la editorial.

El trabajo con los niños es de primordial importancia para la filial, siendo estos los más pequeños de casa y a los que hay que inculcarles este hábito. No es necesario obligarlos a leer, sino invitarlos, como si de un juego se tratara, a ver en el libro un amigo para compartir y divertirse.

“Tenemos un convenio con La Ciudad Escolar 26 de julio, donde se seleccionan niños de los primeros grados hasta el séptimo. Estos niños reciben clases de Periodismo, trabajan de cerca con fotógrafos y se les inculca la vocación.

 (…). Para mostrar el avance alcanzado se exhiben talleres, exposiciones motivadoras y encuentros. El proyecto Mariposa es parte del quehacer de la filial con los niños”, explicó Enna.

Esta institución se ha destacado por impulsar el hábito de la lectura en todo el país, a través de las Ferias del Libro, talleres, eventos y sitios de naturaleza culta, tratando de llevar, dentro de sus ejemplares, el sentir de  todo tipo de edades.

Deja una respuesta