De mis recuerdos. Aquel fin de año de 1958.

Santiago de Cuba, 31 de dic.- I. Han pasado 60 años. El pasado 29 de diciembre la ciudad de Santa Clara se rindió  ante las tropas rebeldes  dirigidas por el comandante Ernesto Che Guevara. El 30 es tomado el pueblo de Jobabo por integrantes de la Columna 12 y el 31 de diciembre, hoy, descarrilan tropas rebeldes   el tren blindado que la tiranía enviaba de ayuda a Santa Clara y a Oriente. También se rinde el Cuartel de Yaguajay ante el empuje de las tropas rebeldes de Camilo Cienfuegos. Hoy no habrá la tradicional Fiesta de la Bandera en Santiago de Cuba. La ciudad está sitiada por fuerzas del Ejército Rebelde.

II. Del discurso pronunciado por el Comandante Fidel Castro Ruz, en el Parque Céspedes de Santiago de Cuba, el 1ro. de enero de 1959:    Pero, al final Cantillo hizo todo lo contrario en La Habana:  primero,   acompaña a Batista a tomar el avión para huir ; segundo, dan un golpe de Estado en la capital y ponen de jefe de  gobierno   al magistrado llamado Carlos Piedra; y tercero, se  habían puesto  en contacto con la embajada de Estados Unidos… ¡Una traición cobarde!

 III. Aunque ustedes tengan la intención de entregar el poder a los revolucionarios, no es el poder en sí lo que a nosotros nos interesa, sino que la Revolución cumpla su destino.  Me preocupa, incluso, que los militares, por un exceso injustificado de escrúpulos, faciliten la fuga de los grandes culpables con sus grandes fortunas. Velaré solo porque no se frustre el sacrificio de tantos compatriotas, sea cual fuere mi destino posterior. 

 En esta madrugada se supo por la radio habanera que el Dictador Fulgencio Batista había huido impune de Cuba.

 Fidel, veinte años después, en el mismo lugar, diría: ¡GRACIAS SANTIAGO!

 Por: Arkmando A. Céspedes.

 

 

Deja una respuesta