Declaracion jurada en el periodo voluntario: recta final para los cuentapropistas

onat cuba

Santiago de Cuba, 28 abr.— Las autoridades de la Oficina Nacional de Atención Tributaria en Santiago de Cuba hacen un llamado a los Trabajadores por Cuenta Propia que tienen en su vector fiscal la obligación de realizar la liquidación adicional del Impuesto sobre Ingresos Personales; las Personas Naturales que laboran en entidades extranjeras y reciben gratificaciones; los artistas y creadores del sector de la cultura y su personal de apoyo, a presentar la Declaración Jurada (DJ-08) antes del 30 de abril del año en curso, fecha en la que vence el período voluntario.

También están sujetos a esta obligación los Comunicadores Sociales, Diseñadores, así como otras personas naturales que generen ingresos gravados por este tributo; todas las Declaraciones Juradas se presentan en las oficinas municipales de la Onat, puede hacerse mediante el buzón habilitado a estos efectos, por correo certificado o personalmente de ser necesario.

Si su Declaración Jurada por pagar la presenta en nuestras oficinas y efectúa su pago en el Banco, antes de depositarla asegúrese llenar dos modelos o imprimirlos (si utiliza la DJ-08 Excel); en los modelos manuscritos las autoridades llaman a evitar borrones y tachaduras, y a comprobar que los datos consignados y cálculos sean correctos, igualmente es importante corroborar la presencia de la firma y la fecha pues si el documento no cumple los requisitos será rechazado.

El pago de este tributo se realiza en las sucursales bancarias presentando los modelos RC-04 A (Vector Fiscal-Persona Natural) correspondiente al año que se liquida o el CR-09 y RC-05 (Identificación Única) que posee el código de barras mediante el cual se registra el pago. Los Trabajadores por Cuenta Propia deben recordar que una copia de la Declaración Jurada va al buzón, con la otra se queda el contribuyente y debe conservarla por un período de cinco años, junto con los documentos que la respaldan.

Los obligados declaran bajo juramento la veracidad de la información que consignan y pueden ser sancionados si no la presentan o plasman en esta datos inexactos, incompletos o fraudulentos. La no presentación se entiende como omisión y por esta infracción se incurre en mora y se le exige por ley un recargo, que no constituye una sanción sino una indemnización que exige el Estado por no contar con ese dinero en la fecha planificada, aunque por las irregularidades en el pago también están sujetos a multas que pueden oscilar entre los 5 000 y 10 000 MN.

En Cuba el dinero recaudado mediante, tasas, impuestos y contribuciones, regresa como beneficios para el pueblo trabajador en servicios sociales como la Salud Pública, la Educación y la Seguridad Social, por lo que constituye un deber de cada ciudadano cubano aportarlo a tiempo y en forma, para no afectar la planificación de la economía y la calidad de vida de los cubanos.

Por Yuzdanis Vicet Gómez

Deja una respuesta