Denuncian dirigentes sindicales que el bloqueo viola los derechos de los trabajadores

Dirigentes sindicales en la provincia de Santiago de Cuba, denunciaron que el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por  Estados Unidos a Cuba viola los derechos de sus trabajadores y respaldaron la presentación mañana del Informe de denuncia de esos daños en Naciones Unidas.

En matutinos especiales en los centros que mantienen su vitalidad con las restricciones por la COVID-19, se argumentó con ejemplos los perjuicios directos a los obreros en recursos, materia primas, equipos, implementos y tecnologías para lograr más eficiencia en los procesos productivos y calidad de su labor.

Amarilis Muñoz, del secretariado del Sindicato Nacional de Trabajadores  del Transporte y Puertos, en el territorio, explicó las alternativas en talleres de sus afiliados mecánicos y especialistas para mantener  en condiciones  ómnibus y autos vinculados directamente en la atención a enfermos por la pandemia, cáncer  y  necesitados de diálisis, en todos los municipios.

La dirigente señaló el déficit de combustible, piezas y partes que complican el traslado y manipulación de mercancías que solo tienen solución con el movimiento de innovadores y racionalizadores, el esfuerzo de los trabajadores y la aplicación de alternativas.

Mencionó novedades en los componentes de grúas y otros hechos por los portuarios, transformaciones de guaguas  Diana en vehículos sanitarios para apoyar la tensa situación de epidemia en la provincia, así como la recuperación de ómnibus en talleres del municipio de Palma Soriano.

En grupos de divulgación que utilizan las redes sociales se dan a conocer los principales daños a los trabajadores cubanos privados de su derecho a participar en conferencias internacionales, acceder a tecnologías y otras, por la genocida política de los Estados Unidos que no tiene en cuenta  edad, instrucción, religión, sexo ni raza.

Deysi Pozo, al frente de los trabajadores agropecuarios, forestales y tabacaleros santiagueros, dijo que responden a esa política con transformaciones en el campo y la implementación de 63 medidas que favorecen la producción de alimentos, así como el Ordenamiento financiero, todo lo que permitió recuperar  áreas para aumentar los rendimientos y lograr el autoabastecimiento municipal.

Pozo mencionó lo avanzado en las inversiones para tener más comida, como los sistemas de riego en la empresa Laguna Blanca, exportaciones de carbón, café, cacao y otros rubros que sustituyen importaciones, encadenamientos  productivos y la vitalidad de minindustrias.

Es  imposible enumerar  todos los daños que están a la vista a toda hora, en cualquier  lugar como evidente y sistemática violación de lo establecido para los obreros en cualquier país, y en Cuba desde 1959  la Revolución le otorgo derecho y dignidad al movimiento obrero, concluyó  Deysi Pozo.

Tomado del Periódico Sierra Maestra

Deja una respuesta