Artemisa sacudió el nido

A palo limpio los Cazadores de Artemisa volvieron a derrotar a las Avispas santiagueras, esta vez por paliza de 11 carreras por dos, y de paso encendieron la alarma de la barrida en el mismísimo “Guillermón Moncada”.

Estas son las cosas que tiene el béisbol. Los indómitos recibieron a los artemiseños encaramados en lo más alto de la tabla de posiciones de la 60 Serie Nacional de Béisbol, al tiempo que los occidentales estaban casi en el sótano de la misma, y tras dos jornadas, el panorama ha cambiado por completo.

Mucho ha tenido que ver en esto el pobre desempeño de los montañeses, incapaces de frenar una ofensiva de las más modestas del torneo y muy por debajo del bateo mostrado antes Pinar del Río, en la subserie anterior a esta.

Lo cierto es que los muchachos del profesor Eriberto Rosales no han tenido ni el más mínimo chance ante una Cazadores que ya andan por 20 anotaciones fabricadas en solo dos juegos y que han vapuleado a cuanto pitcher utiliza el alto mando de las Avispas.

Hoy miércoles el choque volvió a ser “negro” para los locales, que vieron cómo los de la provincia con nombre de diosa tomaban el mando en el segundo episodio ante Alberto Bisset, gracias a doblete remolcador de Yansel Reyes.

“Santiago” ripostó de inmediato y en ese mismo capítulo hizo una por doble de Dennis Ala y cohete impulsador de Emilio Torres (una de las novedades de Eriberto en el line-up). Pero la visita volvió a poner diferencia de dos por cuadrangular de Ronmy Proenza, por cierto, su segundo del tope particular.

Bisset solo pudo mantenerse en la lomita tres entradas y ahí comenzó el dolor de cabeza. Virgilio Moroso vino a su rescate y en el quinto inning Yoan Moreno le desapareció la teammate con las bases llenas. Un grand slam que sacó del partido por completo a los santiagueros y que presagiaba, incluso, una victoria mucho más abultada para los artemiseños.

Sin noticias de los bateadores “rojiblancos”, los Cazadores volvieron a la carga en el séptimo, con otra gracias al segundo vuelacerca de Moreno (sin duda el hombre del partido, de 6-3, con sus dos bambinazos y cinco para el plato), y redondearon sus 11 carreras con racimo de tres en el octavo, estas últimas a la cuenta del también relevista Úber Luis Mejías.

Los indómitos solo pudieron evitar el KO gracias a jonrón del emergente Yeri Martínez, pero nada más.

El joven Yunieski García, de muy buena labor en cinco entradas se llevó la victoria, al tiempo que Michel Martínez salvó su primer juego, con relevo largo de cuatro episodios.

Tras este resultado, Santiago de Cuba descendió hasta el cuarto escalón, aunque con saldo similar que los ocupantes de los puestos dos y tres, que son Camagüey y Sancti Spíritus, todos con 6-3. Y a solo media rayita del ahora líder en solitario, Industriales (6-2), que no pudo jugar hoy a causa de la lluvia.

Mañana jueves, a partir de las 2:00 p.m., Artemisa saldrá en busca de completar la escoba, mientras que los santiagueros se encomendarán al brazo de Carlos Font para retornar a la senda del triunfo.

Otros resultados del miércoles: Matanzas 4×14 (KO) Sancti Spíritus; Mayabeque 12×0 (KO) Ciego de Ávila; Cienfuegos 2×10 Camagüey; Villa Clara 11×7 Las Tunas; Isla de la Juventud 4×0 Granma; Pinar del Río 4×1 Guantánamo.

Deja una respuesta