Avispas salen airosas en festival de batazos

En un juego más parecido a una práctica de bateo que a un partido oficial, las Avispas de Santiago de Cuba vencieron, nada menos que 16 carreras por 10, a los Indios de Guantánamo, en el primer duelo entre ambas novenas en la 60 Serie Nacional de Béisbol.

Parecía que se le venía abajo la tarde al mentor Eriberto Rosales y a sus muchachos, cuando los de la tierra del “Guaso” hicieron explotar al abridor indómito, Pedro Agüero, en tan solo un inning y un tercio de labor.

Agüero, quien lanzó varias temporadas con los Indios, se enredó sobremanera con sus excompañeros, quienes le fabricaron cuatro carreras (una de estas sucia) con tan solo dos hits. El problema de Pedro era su control, pues antes de salir de la lomita propinó par de pelotazos y regaló un boleto.

Su relevista, Yosmel Garcés, tampoco comenzó muy acertado que digamos y soportó una más antes de lograr sofocar el incendio provocado por los guantanameros en el segundo inning.

Sin embargo, a la tropa de la provincia más oriental de Cuba le ocurrió lo mismo que en casi todos los partidos en esta 60 Serie: mucho bateo y pésimo pitcheo.

En el final de esa segunda entrada, los “rojiblancos” hicieron un racimo de 14 anotaciones, en un festival de batazos interminable, donde los indómitos ligaron nueve imparables, incluidos tres jonrones, de Orelly Ribeaux, Santiaguito Torres y Dasiel Sevila, respectivamente.

Increíble, los santiagueros solo había conectado 10 cuadrangulares en 17 juegos y en este pegaron tres en un mismo episodio. Vaya usted a saber.

A partir de ahí el juego quedó completamente roto y solo quedaba por ver si las Avispas lograban liquidarlo por la vía del KO, pero de eso nada.

A pesar de que los montañeses hicieron la carrera 15 en el cuarto capítulo y la 16 en sexto, los visitantes lograron descontar tres en esa misma sexta entrada y otras dos en el séptimo, para evitar –al menos- el fuera de combate y decorar la pizarra del “Guillermón Moncada” con el 16×10 definitivo.

Por cierto, más allá de gozar de una ventaja amplia, el bullpen de los indómitos dejó mucho que desea, pues una vez que Garcés (a la postre ganador del encuentro) abandonó el box tanto Wilber Reyna como Virgilio Moroso fueron duramente castigados. Solo el espigado Úber Luis Mejías logró contener a la tanda “negriamarilla” en los dos últimos innings del encuentro. Menos mal que ya el daño estaba hecho.

Con este triunfo, el número 12 del torneo junto a seis reveses, Santiago de Cuba se mantiene en el segundo lugar de la tabla de posiciones, ahora empatado con el actual campeón, Matanzas, a solo media rayita del líder, Toros de Camagüey (12-5).

Mañana miércoles, Indios y Avispas volverán a rivalizar, a partir de las 2:00 p.m. en el mismo estadio Guillermón Moncada.

Otros resultados del martes: Mayabeque 2×4 Matanzas; Villa Clara 4×8 Cienfuegos; Ciego de Ávila 11×1 (KO) Sancti Spiritus; Camagüey 8×4 Las Tunas; Holguín 1×9 Granma. El juego Isla de la Juventud-Industriales quedó sellado por lluvia en el cuarto inning, con los “azules” arriba 4×0 y se completará este miércoles; en tanto, el Artemisa-Pinar del Río no se pudo iniciar y mañana jugarán doble.

Deja una respuesta