Discapacitados bien capaces

Cuba ha dado muestras fehacientes de la pujanza del deporte para personas con discapacidad, no solo por sus saldos en Paralimpiadas y eventos mundiales, sino como paradigma de la inclusión de estos hombres y mujeres a la práctica de la actividad física.

Santiago de Cuba es parte de esa realidad y tiene en las atletas Omara Durand Elías, Yunidis Castillo Castillo y Suslaidy Girat Rivero a algunos de sus principales íconos, a los que se unen otras figuras que también han encumbrado este apartado deportivo en la llamada “tierra caliente”, que en los últimos cinco años se ha alzado con el Primer Lugar Integral a nivel de país.

De acuerdo a los datos aportados por el jefe del Prorama para Atletas Discapacitados en el territorio indómito, Ms.C. Rafael Fabre Roig, más de 1 000 asociados a las diferentes organizaciones (Aclifim, Ansoc, Anci) se encuentran aptos para la práctica del deporte y cientos de estos se insertan de manera sistemática en las 14 especialidades que se practican en “Santiago”.

“Tal y como lo establecen las regulaciones nacionales, en este programa participan los deportistas clasificados y autorizados para competir por un equipo médico especializado, y comienzan su accionar desde la base, en las categorías inferiores”, explicó Fabre Roig.

Como expresión de una verdadera inserción social, varios de los atletas discapacitados se vinculan a la práctica junto a otros del deporte convencional, lo cual resulta de mucha importancia para la aplicación de un adecuado entrenamiento.

El Ms.C. Rafael Fabre se desempeña como jefe del Programa para Atletas Discapacitados en el territorio indómito

“Cuando son pocos se incorporan con los entrenadores de los deportes convencionales, pero si se logra masividad, como en el ajedrez o el atletismo, hay preparadores que trabajan directamente con ellos.

“Nuestras mayores fortalezas están en disciplinas como lucha, judo, ajedrez, atletismo y hace unos años se han incorporado las pesas, aunque en diferentes momentos hemos logrado buenos resultados en natación, taekwondo, esgrima, parabádminton y goal ball”, argumentó la propia fuente.

Ninguno de estos saldos hubiese sido posible sin la alianza entre las asociaciones y el Inder.

“A través de estos convenios y en coordinación con los especialistas se realiza un trabajo sistemático. Hemos ido escuela por escuela en busca de los talentos. Pero esto no es todo, se trata de motivarlos a que practiquen actividades físicas, por ejemplo, si su discapacidad es en las piernas, se busca la potencialidad por las pesas, pero otros lo tienen para el baloncesto sobre silla de ruedas, el voleibol sentado, entre otras”, aseveró el jefe del Programa.

Una de las iniciativas de las que se nutre el deporte para discapacitados en Santiago de Cuba es el proyecto Gracias a ti, en honor al Comandante en Jefe Fidel Castro, impulsor tenaz de que el deporte fuera un derecho para todos en la mayor isla de las Antillas.

“El ‘Gracias a ti’ es un éxito. Lo aplicamos en la escuela especial provincial Cuba-Viet Nam y de los 96 alumnos que componen la matrícula del centro, 54 están vinculados al proyecto, lo cual nos brinda una importante cantera para nutrir la categoría escolar”, confirmó Rafael.

Al igual que al resto de la comunidad atlética, la Covid-19 ha imposibilitado el desarrollo de muchas de las competencias planificadas en el año, así como los entrenamientos sistemáticos.

“En el 2020 solo pudimos competir en ajedrez, parapesas, tiro deportivo y atletismo, todos con resultados satisfactorios. Internacionalmente, además de la preparación de Omara para la Paralimpiada de Tokio y Yunidis que aún está en busca de su clasificación, también tuvimos representación de los ajedrecistas Carlos Larduet Despaigne, Raúl Lavigne López e Idalis Batista Rivero en la 1ra Olimpiada del llamado deporte ciencia, que se desarrolló de manera online.

“La pandemia no nos puede detener y es por eso que nos mantenemos en la búsqueda de talentos jóvenes, para preparar desde ya el relevo de nuestras principales estrellas. Hoy tenemos figuras que ya comienzan a tener un destaque importante en el país, y por esta vía aprovechamos para convocar a todos los menores de 25 años que tengan interés en practicar deportes con fines competitivos que se acerquen a nuestra oficina, en la Dirección Provincial de Inder, con sede en el estadio Guillermón Moncada”, finalizó el metodólogo.

Está claro que al igual que en los deportes convencionales la medalla es el punto más reluciente, pero el premio más importante para los discapacitados siempre será que ellos y ellas también cuenten.

Deja una respuesta