El Barcelona cambia la cara frente al Villarreal y mantiene alguna esperanza en la carrera por el título

En un partido en el que lució como un equipo totalmente distinto al de las últimas jornadas, el Barcelona derrotó este domingo al Villarreal con un marcador de 4-1 que pudo ser más abultado, algo que evitó el portero Sergio Asenjo. Los de Cataluña dominaron prácticamente todo el encuentro, Messi estuvo más activo y efectivo y el equipo de Setien ganó tres puntos para situarse a cuatro del Real Madrid.

El Barça dio la sorpresa en el minuto 3, cuando Pau Torres hizo gol en propia puerta sobre un disparo de Antoine Griezmann. El Villarreal respondería por única vez en el 14, cuando Gerard Moreno aprovechó un rebote de Marc-André ter Stegen.

En el 21, Messi se escapó con finta y velocidad de dos rivales desde el círculo central y dio un pase magistral a Suárez, que culminó la jugada con una rosca magnífica al ángulo derecho de la portería y adelantó nuevamente al Barcelona. Y antes de cerrar del primer tiempo, frente a la puerta rival Messi entregó con un fino toque hacia atrás el balón a Griezmnn, quien superó a Asenjo con una elegante vaselina.

En en el 69, Messi pareció lograr su gol luego de dos asistencias, tras ser asistido con raso desde la derecha por Sergi Roberto y mandarla al palo derecho, pero dos minutos después, luego de la revisión en el VAR de un fuera de juego de Arturo Vidal, la anotación fue anulada.

El Barça, no obstante, tuvo su cuarto gol en el minuto 86, cuando Ansu Fati llegó al área del Villarreal, hizo un quiebre y mandó el balón raso a la puerta de Asenjo, que no pudo hacer nada esta vez.

Antes de este juego, el Barcelona había dejado seis puntos en el camino por tres empates en tres partidos en los que dominó el marcador o fases del juego sin que pudiera mantener su nivel.

El Villarreal, entretanto, venía de ganar cinco de los seis partidos luego del confinamiento y en lucha por la cuarta posición, zona de Champions.

Sergi Roberto hizo su trabajo en el medio campo, rompiendo las líneas del Villarreal, y se vio más engranado el dúo Messi-Griezmann, el francés y Suárez delante y con libertad mientras el vértice del triángulo más atrás era el argentino, que dio dos asistencias claves a sus dos compañeros en el tridente.

“Hay varios factores que nos han hecho jugar mejor. Estamos más cerca del área y creo que Griezmann ha sido vital, necesita jugar para que coja confianza. Representar a este club es luchar hasta el final”, dijo Piqué en declaraciones posteriores al encuentro.

En rueda de prensa luego del partido, Quique Setién declaró que “el otro día probamos algo parecido con Riqui y nos gustó. Se han coordinado extraordinariamente bien y hemos comprometido a sus centrales y sus pivotes. Hemos podido progresar por fuera, atrayendo a gente dentro. Lo han hecho bien, tienen mucha calidad.

“Era lo que pretendíamos, comprometerles por dentro y tener presencia y llegada. Antes de su empate tuvimos el gol y unas cuantas llegadas claras. Hemos terminado satisfechos y seguro que ellos también, porque hemos hecho un gran partido y han disfrutado”.

Deja una respuesta