El inning de la suerte fue el octavo

Con racimo de cuatro carreras en el octavo capítulo, las Avispas de Santiago de Cuba lograron remontar y vencer (seis carreras por cuatro) en el segundo partido de su duelo particular ante los Industriales de La Habana, en la 60 Serie Nacional de Béisbol.

El retornado Pedro Agüero fue la elección del mentor Eriberto Rosales para sacudirse la paliza que les propinaron los Leones en la jornada anterior y, a pesar de no contar con el mejor control, hay que decir que el experimentado lanzador logró mantener a raya a una ofensiva que, hasta hoy, se había mostrado imparable.

Agüero lanzó seis entradas y dos tercios en las que solo permitió dos imparables e igual cantidad de anotaciones (una de estas sucia), al tiempo que regaló siete boletos (uno intencional), lanzó dos wild pitch y cometió un balk. ¡Increíble que con este descontrol lograra transitar en el choque y lo dejara igualado a dos carreras en el séptimo! Cosas del béisbol.

Sus compañeros tampoco lo ayudaron mucho que digamos, pues solo pudieron anotar dos veces ante el abridor visitante, Pavel Hernández, y para colmo fallaron cinco veces a la defensa, aunque solo una vez costó carrera.

La primera de los santiagueros llegó en el segundo, cuando Ariel Benavides pegó cohete con las bases llenas. Sin embargo, los capitalinos igualaron acto seguido ayudados por la defensiva indómita. En el cuarto, “Santiago” volvió a la carga y esta vez fue Santiaguito Torres el que trajo la ventaja temporal.

El pizarrón del “Guillermón Moncada” no se movió más hasta el último tercio, donde se desató la locura. En el séptimo empataron los habaneros por doblete impulsor de Jorge Alomá y un inning después se pusieron delante gracias a solitario cuadrangular de Lisbán Correa (líder del torneo con cuatro), ante el relevista Virgilio Moroso.

Casualmente, el estacazo despertó a los “rojiblancos”, quienes en su turno al bate le fueron con todo a los envíos de Héctor Ponce para hacer racimo de cuatro anotaciones y darle la vuelta al choque.

El manager Eriberto Rosales agitó el nido y trajo desde el banco a Rudens Sánchez, quien encontró los ángulos congestionados por tres bases por bolas (una de estas intencional), y el muchacho no lo hizo quedar mal, pues largó doblete por el jardín central para remolcar dos. Y el ex-Alanzán Marcos Fonseco lo secundó, con otro biangular que limpió las bases.

En el noveno y con tres arriba, llamó la atención que Eriberto no le diera la bola a su cerrador estrella, Yúnior Tur, y mantuvo a Moroso, quien soportó jonrón de Yoasán Guillén para darle algo de esperanza a los “azules”.

Pero ahí mismo, Rosales tocó su tecla segura y llamó al espigado matador, quien liquidó el encuentro sin sobresaltos mayores, para de paso apuntarse su primer salvamento de la lid, devolver a las Avispas al pelotón de vanguardia y quitarle el invicto a los Industriales.

Así las cosas, con el duelo igualado a una sonrisa por bando, estas novenas saltarán mañana jueves, desde las 2:00 p.m., al terreno del “Guillermón” en busca de llevarse el primer duelo particular, de los dos que disputarán en la lid.

Otros resultados del miércoles: Camagüey 19×17 Mayabeque; Granma 8×7 Pinar del Río; Guantánamo 8×5 Isla de la Juventud; Granma 3×2 Pinar del Río (juego de siete innings); Guantánamo 7×3 Isla de la Juventud (juego de siete innings); Mayabeque 6×4 Camagüey (juego de siete innings); Sancti Spíritus 6×2 Villa Clara; Cienfuegos 4×2 Ciego de Ávila; Matanzas 7×3 Las Tunas; y Artemisa 1×11 (KO) Holguín.

Deja una respuesta