Fallece Diego Armado Maradona en Argentina, a los 60 años de edad

El astro del fútbol mundial Diego Armando Maradona falleció este miércoles al mediodía (hora local) en su residencia de Tigre, en el norte de Buenos Aires, debido a un paro cardiorrespiratorio, informaron medios de prensa locales.

Según informó La Nación, el ‘Pelusa’, quien tenía 60 años, se descompensó y no pudo ser reanimado por los médicos, que llegaron en nueve ambulancias al lugar para asistirlo.

Por el momento, nadie de su entorno ha confirmado la noticia de manera pública.

De forma reciente, el ‘Diez’ había sido operado en su cabeza por un hematoma subdural, pero había sido dado de alta al recuperarse con éxito de la intervención, según comunicaron los médicos y familiares. Antes, había tenido cuadros depresivos que preocuparon a su círculo íntimo.

Archivo CD: De Fidel Castro a Diego Maradona

Fidel Castro tiene para muchos biógrafos, argumentos de modernidad y una astucia con sentido de estrategia, así como una visión de análisis para abordar cualquier tema desde los umbrales de una extraordinaria experiencia acumulada en tantos años de resistencia y combate. Continúa su mensaje: «Admiro tu conducta por diferentes razones, saludo por igual a Messi, formidable atleta que da gloria al noble pueblo de Argentina, nada puede separar lo que ambos tienen de gloria y prestigio a pesar de las mezquinos esfuerzos de los intrigantes.»

De Fidel Castro a Diego Maradona

Parecería que no puede sorprendernos más la madurez política, inteligencia y sensibilidad de uno de los personajes más polémicos desde las últimas décadas del siglo XX, sus reflexiones entrelazan cada circunstancia con la innegable virtud de la coherencia. El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, envió una carta al ex futbolista argentino Diego Armando Maradona, un atleta al que admira, por vencer las pruebas más difíciles y ser joven de origen humilde.

Es imposible imaginar a Fidel Castro alejado de la coyuntura mundial, de los protagonistas de la política, la cultura y el deporte, su pensamiento es universo abierto. «No creo posible, le dice a Maradona, una educación adecuada para los jóvenes de cualquier país, en el deporte y en el caso especial de los varones, sin incluir el fútbol.»

Fidel Castro tiene para muchos biógrafos, argumentos de modernidad y una astucia con sentido de estrategia, así como una visión de análisis para abordar cualquier tema desde los umbrales de una extraordinaria experiencia acumulada en tantos años de resistencia y combate. Continúa su mensaje: «Admiro tu conducta por diferentes razones, saludo por igual a Messi, formidable atleta que da gloria al noble pueblo de Argentina, nada puede separar lo que ambos tienen de gloria y prestigio a pesar de las mezquinos esfuerzos de los intrigantes.»

En la frontera de la Guerra Fría y como Jefe de Estado, Fidel Castro enfrentó a diez Presidentes de los Estados Unidos: (Ramonet 2003), Eisenhawer, Kenedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan, Bush Padre, Clinton y Bush Hijo.

El último monstruo sagrado de la Política Internacional sostuvo las más contundentes razones para la defensa de un orden global más justo y equitativo, unió su apoyo en la década de los setenta y ochenta, contra el intervencionismo imperialista y debatió y coincidió con los líderes que transformaron al mundo: Nerhu, Nasser, Tito, Kruschov, Olaf Palme, Ben Bella, Arafat, Indira Gandhi, Salvador Allende, El Rey Juan Carlos, Juan Pablo 11.

Por supuesto, siempre los mismos propósitos para líderes socialistas latinoamericanos, esta reflexión es el epílogo de su carta a Maradona: «Por supuesto, Diego, nunca olvidaré el apoyo y la amistad que brindaste siempre al líder bolivariano Hugo Chávez, felicito a los excelentes y prestigiosos futbolistas de nuestra América.»

Con esta carta demuestra una vez más, con la visión que esgrime, que está más cerca que nunca no sólo del fútbol, sino de los acontecimientos mundiales, Fidel Castro ha sido congruente entre el decir y el hacer en lo que respecta a la evolución del deporte en Cuba. A partir del triunfo de la Revolución la actividad deportiva experimentó un giro total viéndose en la actividad física la recreación y la práctica masiva,, como legítimo derecho del pueblo. Comenzó a formarse toda una infraestructura para llevar adelante el movimiento deportivo cubano: alcanzar la práctica masiva del mismo en toda la isla para luego poder obtener resultados satisfactorios a nivel internacional.

Varias son las dimensiones que organiza el mensaje a un astro, exjugador mundialista, sobre todo frente a la catarsis de un campeonato mundial, no hay nada más valioso en la política y el deporte que el respeto y el reconocimiento a quien ha sido protagonista por méritos propios.

Deja una respuesta