Judo cubano: Un wazari tras el mundial

Para valorar las perspectivas de un deporte de cara a los Juegos Olímpicos repasamos la trayectoria de sus principales figuras y contrarios, revisamos estadísticas, rankings. Medimos resultados entre encuentros de preparación y competitivos, comparamos con otras ediciones, entre otros análisis, que permiten realizar un pronóstico.

La actuación de Cuba en el reciente mundial de judo sorprendió a atletas, entrenadores, especialistas y medios de prensa en general, teniendo en cuenta el peso que recaía sobre el evento, con vistas a Tokio. La delegación cubana se despidió del certamen del orbe, que tuvo por sede a Hungría, sin llegar al podio por primera vez en los últimos 34 años.

El quinto lugar de la multimedallista olímpica y mundial Idalys Ortiz y el séptimo de Maylín del Toro fue lo mejor del equipo cubano, integrado por ocho judocas.  El resultado, para nada acorde con la historia de Cuba en la disciplina.

El presidente de la Federación Cubana de Judo y comisionado nacional Rafael Manso, explica brevemente—vía WhatsApp— el desempeño de la selección.

“No fui al mundial. Me encontraba recuperándome de la COVID-19, pero sí estuve al tanto de todo lo acontecido. Un saludo al pueblo de Cuba y a los periodistas que siempre han estado al lado de nuestro deporte.

“Los que me conocen de hace tiempo saben que no soy de justificar lo injustificable, pero, como bien se ha dicho, hace 35 años no había pandemia, y esta afecta fundamentalmente a los países de América Latina, con excepción de Brasil, que tiene un gran presupuesto destinado a su movimiento deportivo.

“Lo digo, teniendo en cuenta que la mayoría o todos los eventos clasificatorios se han realizado en Europa, Asia y parte norte de África. El Inder ha hecho un gran esfuerzo con los deportes, en específico el judo, para tratar de asistir a un número importante de estos torneos.

“Por ejemplo: Brasil participa y se queda en Europa entrenando e incluso interviniendo en certámenes. Nuestros atletas participan y regresan a Cuba. Volvieron este lunes de Hungría y estarán una semana de aislamiento sin entrenar por la COVID-19. La preparación ha sido así, con mucha intermitencia.

“No obstante, para nadie es un secreto que este mundial a un mes de la olimpiada nos ha servido de mucho, pues nos enfrentamos a los mejores, no a mediocres.

“En la comisión nunca dimos pronósticos, ni los entrenadores tampoco. Fue un torneo muy fuerte. Idalys se vio muy bien ante la japonesa, multicampeona mundial, y ganó tres combates.

“Maylín del Toro lució bien también. Ya no queda ninguna otra competencia previa a Tokio. Este miércoles se actualiza el ranking olímpico con los clasificados a los Juegos.

“Seguiremos preparándonos y les puedo asegurar que el judo cubano traerá alguna medalla olímpica a nuestro país. No podemos presionar a nuestros atletas con pronósticos. El objetivo es que vayan a competir y que traten de ganar”, concluyó.

Estas, me dijo Rafael Manso, serán las primeras declaraciones que ofrezca sobre el tema que en los últimos días generó repercusión en medios y afición. Del mundial de judo, en Hungría, falta mucho por comentar, analizar…, escuchar a los protagonistas, que esta vez no brillaron sobre el colchón. El debate está abierto, anote su wazari.

Deja una respuesta