“Santiago” arremete contra unos Indios indefensos

Las Avispas de Santiago de Cuba vencieron por segundo día consecutivo, esta vez 10 anotaciones por dos, a unos Indios guantanameros que, de guerreros, han tenido muy poco en el “Guillermón Moncada”.

En honor a la verdad, ante la poca efectividad de los lanzadores del “Guaso” no se puede hacer mucho. La tropa de Agustín Lescaille batea, de eso no hay duda, pero de qué le vale si sus serpentineros echan por tierra todo lo que ellos puedan hacer a la ofensiva.

Hoy, para colmo, no encontraron las conexiones oportunas (dejaron 11 corredores en bases) ante un Alberto Bisset que permitió 11 imparables en seis entradas de actuación, pero al que solo le pudieron marcar dos carreras limpias.

Por otro lado, el zurdo Dairon Mena fue duramente castigado en dos y dos tercios, en los que le conectaron ocho indiscutibles (incluidos tres jonrones) y le fabricaron igual cantidad de anotaciones.

La fiesta de los “rojiblancos” comenzó temprano, en el mismo capítulo inicial, cuando su hombre proa, Santiaguito Torres botó la pelota por el jardín izquierdo. Instantes después, Edilse Silva hizo lo mismo por el bosque derecho, aunque este encontró uno a bordo, para poner el marcador 3×0.

Los visitantes intentaron reaccionar en el segundo inning y descontaron una, luego de ligar tres hits. Pero eso solo fue un espejismo; ya que, en el tercero, los dueños de casa pusieron cifras definitivas en la pizarra.

En una entrada donde batearon los nueve hombres de la tanda santiaguera, los pupilos del profesor Eriberto Rosales fabricaron racimo de cinco, luego de tener dos outs.

La mecha la prendió el capitán Adriel Labrada con estacazo por el jardín central, con un compañero en base, y después de un cohete de Dennis Ala y boleto a Orrelly Ribeaux, Dasiel Sevila pegó doblete que trajo dos más hacia el plato. El propio Sevila anotó la quinta del inning, remolcado por inatrapable de Santiaguito, ya ante los envíos del relevista Jorge Ángel Sánchez.

En el cuarto llegó otra, impulsada por Alá. Y solo para decorar el resultado final los Indios lograron hacer una más, en el quinto. Antes del cierre, Ribeaux pegó cuadrangular por segundo día consecutivo y puso el 10×2 final, con el que Bisset, al fin, logró su primera sonrisa en la 60 Serie Nacional de Béisbol, donde acumula, también, dos descalabros.

Para que tenga una idea de lo cómodo que ha estado el bateo de las Avispas ante sus vecinos guantanameros, le cuento que antes de esta subserie, en 17 encuentros, los indómitos había largado 10 vuelacercas. Pues bien, en los dos últimos choques han disparado siete.

Ahora “Santiago” tiene 13 victorias y seis derrotas, y mantiene el abrazo con Industriales en el segundo lugar, ambos a media rayita de Camagüey (13-5).

Mañana jueves se completará este pareo, donde los montañeses intentarán consumar la barrida ante un Guantánamo que solo ha podido salir airoso en uno de sus últimos 10 encuentros.

Otros resultados del miércoles: Industriales le ganó el doble a Isla de la Juventud (7×2 y 5×4), al igual que Pinar del Río a Artemisa (KO de 16×3 y 7×5); Villa Clara 1×11 (KO) Cienfuegos; Camagüey 9×6 Las Tunas; Holguín 0x4 Granma; Mayabeque 5×6 Matanzas. El Ciego de Ávila-Sancti Spíritus no se jugó y mañana lo harán en un programa doble.

Deja una respuesta