Desarrollan en Santiago de Cuba acciones para el enfrentamiento al cambio climático

Santiago de Cuba, 22 may.— Con una extensión de 84 mil 985 hectáreas la reserva de la biósfera de Baconao constituye una de la principales áreas de acción en el enfrentamiento al cambio climático en esta provincia.

Especialistas e investigadores del Centro Oriental de Ecosistemas y Biodiversidad, BIOECO, monitorean y evalúan las variables climatológicas, la fauna, el incremento de la temperatura, la sequía así como la elevación del nivel medio del mar.

Arianna González Rodríguez, especialista principal del proyecto Cambio Climático en la Biósfera de Baconao, nos comentó: “Es una de las seis  reservas de la biósfera en Cuba que cuenta con tres estaciones científicas dentro de la zona para el seguimiento de las investigaciones. Se cuenta con data histórica tanto meteorológica como de variables biológicas, de otros estudios del lugar. En la Reserva se observa una variación altitudinal que permite hacer análisis del área desde el mar hasta la montaña”.

Situada al sur de las provincias de Santiago y Guantánamo en esta reserva se identifican sitios como Siboney, Juraguá, Sigua y la desembocadura de Baconao que pudieran sufrir algunos cambios.

“En estos sitios las afectaciones pueden ser generales. Cambios en la  biodiversidad, en la distribución de las especies propias de ese ecosistema como los manglares rojos que pueden cambiar en dependencia de la entrada de la cuña de mar, refirió la especialista.

Por su extraordinaria belleza natural fue una de las primeras áreas protegidas en Cuba y, permite la vinculación hombre-naturaleza.

En este trabajo de enfrentamiento al cambio climático, también se integran otras instituciones científicas de Santiago de Cuba como Megacen y el Centro de Meterología donde sus especialistas continúan monitoreando la zona y realizan diversas actividades de educación ambiental con la población.

Por Esperanza Castellanos Cabrejas (Tvsantiago)

Deja una respuesta