Desarrollar las Industrias Locales: Un imperativo de estos tiempos…

Santiago de Cuba, 3 de oct. – Coincido y replico el tema de hace un tiempo de un colega que aboga ponernos a tono con los tiempos   pues cuando estamos hablando hoy de la reducción en el plan de importaciones en el país, ciertamente  la Empresa de Industrias Locales nuestra  debe  estar en el centro de las producciones varias de modo que en una buena parte compense la demanda de artículos utilitarios y decorativos en las manos de la población…

El comportamiento de renglones que en otros tiempos tenían una presencia en el mercado como por ejemplo el jabón de lavar, hoy No se hace notar con la misma fuerza nacido de esta localidad aunque emergen productos químicos con alta demanda y que ameritan una mayor divulgación…

No por gusto el Lineamiento 239 de la Política Industrial que traza el país, llama a modificar el modelo de gestión dela Industria local, flexibilizando su operación para posibilitar el desarrollo de producciones artesanales y la fabricación de bienes de consumo de pequeñas series o a la medida, así como la prestación de servicios de reparación  y mantenimiento.

Por supuesto, esto debe estar encaminado de acuerdo con un plan bien definido por  cada provincia y municipio, acentuando estrategias para aprovechar los recursos propios de cada localidad en su naturaleza con la agricultura, en función del aporte a la fabricación de materiales de la construcción,  pero al mismo tiempo, los desechos generados a través de la empresa recuperadora de la materia prima, para confeccionar sombreros, sogas, bolsas, cestas,  rejillas, entre otros.

¿Se hace como se debe? ¿Está todo bien? Percibimos que aunque se ha avanzado, incluso en los modelos de calidad, en esta entidad productora comercializadora todavía queda mucho por hacer de acuerdo con el aprovechamiento de “lo nuestro, para los nuestros” pensando incluso en una juguetería, de no sólo muñecos, que a diario debía estar en el centro del objeto valorando que es parte del desarrollo espiritual de los infantes, por sólo citar un ejemplo de renglones que todavía quedan por abarcar…

No hablemos de cifras esta vez sino de presencia de artículos que se impongan por su calidad y que abaraten la vida de los santiagueros, como los muebles de casa, juegos de sala y de cuarto, comedor, estantes, con una madera salida de la empresa forestal santiaguera y que no sólo deben aparecer en divisa a través de Auge, firma que los atesora para TRD y CIMEX,  sino también para su venta en MN.

Sabemos que a la vez la organización enfrenta un proceso de diágnóstico mediante el cual se estudia el paso de algunas de sus instalaciones y trabajadores a formas de gestión no estatal, particularmente cooperativas no agropecuarias y arrendamiento, y para ello y desde ya la calidad debe estar en el centro de miras y sin que se descuide el estímulo al hombre que la garantiza a pie de obra, sólo así se contribuye con ese granito más en la sustitución de importaciones hoy base de una política imprescindible para un país bloqueado férreamente por el Imperio y al que debemos imponernos…

Busquemos a AUGE, quizás para lograr el AUGE de las Industrias Locales en toda su dimensión

Deja una respuesta