Protagonistas del silencio heroico

Santiago de Cuba, 26 de mar. – Hay acontecimientos que por su connotación trazan pautas y generan enseñanzas, hay otros que originan alegrías o tristezas, u otros que según sus propósitos, consientes o no, propician saberes y nobles sentimientos; muchos pudieran ser efectos en el amplio espectro de las relaciones humanas, pero cuando se trata de sucesos marcados por la grandeza de los hombres, que no escatiman sus fuerzas, humanismo y valor, entonces son pobres las palabras para el merecido homenaje.

Han transcurrido 6 décadas de la creación de un órgano, que devenido de su pueblo heroico, no pudo ser menso que escudo y bandera para defender con inteligencia y arrojo la conquista y el avance de la magna obra, la obra que desde Céspedes irguió el machete y abrazar a generaciones de cubanos, prestos a acabar con la muerte y alcanzar la plena libertad, el amparo de la dignidad y el coraje de muchos hombres.

Pléyade de héroes y mártires, aconteceres notorios en defensa de la vida que subliman hoy este aniversario 60 de la constitución  de los Órganos de la Seguridad del Estado, integrado por un ejército de combatientes, quienes han dado sobradas pruebas de lealtad, altruismo y amor a las acciones cotidianas, en la batalla perenne ante la salvaguarda de todo lo logrado.

Y es que en silencio ha tenido para que cada día continúen transitando por un camino de victorias con soluciones inteligentes y fiel entrega ante el entramado de acciones enemigas, para que cada día continúen escribiendo en el libro de la Patria imborrables páginas quijotescas y de heroísmo.

Hoy no es un día como otros, hoy la historia dedica un espacio de respeto y admiración a hombres y mujeres, a notables compatriotas que dejan su impronta en el acontecer cotidiano de hazañas, muchas veces desapercibidas por la razón de costumbre; hoy no bastan palabras de gratitud al empeño desmedido,  al desafío permanente al peligro; hoy va mucho más al agradecimiento del pueblo con resultados que se aproximen a la grandiosa gesta; y hoy, como siempre, cual luz y guía, está y estará liderando la batalla con nuevos triunfos, nuestro Fidel, a quien no soltaremos su mano para seguir venciendo.

Por: Mercedes Acosta Fornaris

Deja una respuesta