Educación en ciencia y tecnología para el desarrollo local desde los procesos formativos escolarizados

Santiago de Cuba, 23 de jul. – Al analizar el desarrollo local se puede entender que es un proceso de transformación territorial que demanda un mayor protagonismo de la ciencia, la tecnología y la participación ciudadana.

En Cuba, la escuela es responsable de la educación científica de los estudiantes, por lo que todas las asignaturas contribuyen a estos propósitos y constituye la vía para que desde las edades tempranas, favorecer la formación de conocimientos, habilidades y valores que permitan en el futuro un mayor protagonismo y compromiso con el desarrollo local.

En los últimos años, los estudios ciencia-tecnología- sociedad han promovido una concepción de la ciencia y la tecnología articulada con una reflexión de carácter ético, que favorece un aprendizaje multidisciplinario y humanista al enfatizar en su dimensión social.

En el plano educativo, descubre la pertinencia de la ciencia para la vida cotidiana, contribuye a concientizar los problemas sociales de la ciencia y contextualizar los contenidos científicos y tecnológicos, promoviendo la participación responsable y la asequibilidad de la ciencia y la tecnología.

La tradición local como fuente estimulante y vivencial del desarrollo de la personalidad favorece la consolidación de conocimientos, habilidades y valores, así como, el desarrollo de modos de ser y de pensar, de relacionarse y de influir protagónicamente en las transformaciones sociales.

Sin embargo, en las experiencias escolares no siempre se interrelacionan lo local y la educación ciencia-tecnología- sociedad, cuestión que también se manifiesta en niveles sociales más complejos, donde además de lo epistémico y axiológico se requiere de la cercanía cognitiva-afectiva que aportan los conocimientos y valores locales para introducir transformaciones en lo comportamental y actitudinal.

Lo anterior deviene en una necesaria reflexión ante  la necesidad de una mirada educativa sistematizada en ciencia-tecnología-sociedad, en su relación con lo local para promover su desarrollo desde los procesos formativos escolarizados.

Deja una respuesta