Educación especial: “una obra de infinito amor”

La segunda graduación de Maestros en Educación Especial se realizó este viernes en la escuela para niños con discapacidades físico-motoras “Amistad Cuba-Viet Nam”, con la presencia de directivos del sector, representantes del Partido Comunista de Cuba, profesores y familiares.

“Es un día en que estamos felices porque se gradúan 18 estudiantes de la escuela pedagógica “Pepito Tey”, con los cuales veníamos trabajando desde la Secundaria Básica en la orientación profesional y la formación vocacional” explicó la jefa del Departamento de Educación Especial en Santiago de Cuba, Lisney Carmen Popa Tabares.

“Eran estudiantes que accedieron a la carrera porque verdaderamente les interesaba la especialidad. Ya desde la primaria venían participando en los círculos de interés de pedagogía.

“La Dirección Municipal de educación abre sus puestas a estos egresados que incorporarán a los catorce centros especiales del territorio, atendiendo a estudiantes con limitaciones físicas e intelectuales.

“Sus familias y tutores están orgullosos, y quiero resaltar un logro importante: han realizado sus prácticas pre profesionales en las mismas escuelas en las que se desempeñarán como profesores. Allí continuarán su preparación en la praxis docente, porque el maestro nunca termina de aprender” concluyó.

Los graduados terminaron cuatro años de estudios con el nivel de Técnico Medio y la posibilidad de continuar superándose profesionalmente en la Universidad de Oriente en la modalidad de curso por encuentro, con la particularidad de que la carrera solo dura cuatro años debido a su formación previa, a diferencia de los procedentes de los preuniversitarios.

La Directora General de la “Pepito Tey”, Juana Mariuska Planche, explicó que hubo tres estudiantes integrales, pero resultó elegida como la más integral Dailin Almenares La O, que se evaluó con un estudio de caso para solucionar problemas académicos en “Amistad Cuba-Viet Nam” y obtuvo evaluación de excelente.

“Les hemos inculcado a nuestros alumnos el respeto por la especialidad. Siempre recordamos que lo apliquen en cada acción que hagan con los estudiantes que necesitan atenciones educativas especiales en su futura labor como docentes” subrayó Planche.

“Esta enseñanza es una obra de infinito amor, que requiere paciencia y mucha atención con los niños y adolescentes que enseñamos” confesó Dailin Almenares. “Los resultados alcanzados fueron una satisfacción. Me han ayudado a mejorar el trabajo con los niños y constituyeron experiencias nuevas y beneficiosas.

“Me encantó especialmente el trabajo con los niños, son totalmente sociables. Hay que preparase mucho y ponerle sentimiento para poder lograr el correcto desarrollo del aprendizaje la margen de su discapacidad intelectual o físico motora” expresó Almenares.

El director municipal de Educación, Raúl Samón Soto, explicó que la carrera en el municipio es muy necesaria porque existe una población importante en la Educación Especial. “Esta especialización es un recurso de apoyo significativo para el resto de las enseñanzas. Ha existido una relación de trabajo estrecha entre el municipio y la escuela pedagógica, que ha propiciado la retención de los estudiantes y la calidad de los egresados. Hemos seguido su rendimiento académico para asegurar que tengan el impacto necesario cuando se incorporen a su vida profesional y laboral” aseguró Soto.

La educación especial constituye una prioridad y se torna imprescindible para lograr la inserción social de los alumnos con cualquier discapacidad.

Deja una respuesta