El arte de envejecer con calidad de vida

Santiago de Cuba, 5 de mar.- Luego de conocer numerosas historias de vida de personas de la tercera edad con hermosas vivencias,edificantes por demás; pude confirmar lo que muchos consideran una certeza: el arte de envejecer es el arte de conservar alguna esperanza.

Tal premisa se corresponde con la preocupación y ocupación hacia ese grupo etario del Estado cubano, que mira con luz larga porque para el 2025 se pronostica que la isla estará entre las naciones más envejecidas de América Latina.

En consonancia con ese vaticinio el centro del trabajo de las instituciones sanitarias y de la sociedad en general está en garantizar no solamente vidas más largas, sino también más saludables, teniendo en cuenta que ya el 20,4 por ciento de la población tiene 60 años o más.

Con el propósito de alcanzar mayor calidad de vida de los ancianos el Ministerio de Salud Pública se empeña en la formación de personal especializado e incorpora al resto de las ramas médicas elementos de Geriatría, en el interés de abordar el tema de manera más integral.

Expertos coinciden en que la buena salud debe ser un aspecto esencial de la respuesta de la sociedad al envejecimiento poblacional. Es conveniente recordar,en ese sentido, un pensamiento del Comandante en Jefe Fidel Castro, quien aseguró que “lo más humano que puede hacer la sociedad es ocuparse de las personas mayores”.

Insertada en uno de los programas más sensibles forjados por la Revolución, la Atención al Adulto Mayor prioriza la asistencia integral, con énfasis en la salud, así como también la reparación, mantenimiento y construcción de áreas más confortables como hogares de ancianos y casas de abuelos.

“La mentalidad no debe ser que ya vivieron lo que iban a vivir, sino intentar mejorar su calidad de vida, para que el tiempo que les queda sea el mejor”, según criterios de investigadores sobre longevidad y envejecimiento y salud. Una filosofía de vida que debe prevalecer, igualmente, enel modo de actuar de la familia hacia ellos.

Con tal precepto como bandera se trabaja con las personas de la tercera edad, como una de las estrategias del Estadofruto de la labor mancomunada del Gobierno y el Sistema de Salud y con la premisa de que la solución de sus necesidades no es un favor que les hacemos, sino una retribución merecida por lo que hicieron con otras generaciones durante su paso por la vida.

Para respaldar todo ese esfuerzo se encuentra en fase de actualización el Programa Nacional de Atención al Adulto Mayor, con sus tres subsistemas: comunitario, hospitalario e institucional.

También debe lograrse mayor respaldo de la familia al adulto mayor y consolidar la atención a trastornosemocionales como la depresión, para enfrentar el envejecimiento de la población de manera más armónica, pues la esperanza de vida al nacer de los cubanos rebasa los 77 años.

Deja una respuesta