Elogian calidad de ensayo clínico con candidato vacunal Abdala

Amaylid Arteaga, directora del Centro Nacional Coordinador de Ensayos Clínicos (Cencec), elogió la calidad del estudio clínico Abdala en la región suroriental del país para evaluar la seguridad, inmunogenicidad y eficacia del candidato vacunal CIGB-66 contra la COVID-19.

En exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias, destacó la adecuada ejecución de las buenas prácticas clínicas, la preparación de médicos, enfermeras, laboratoristas, farmacéuticos y la experiencia del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) en la elaboración de productos destinados a la salud del pueblo.

La capacidad científica e innovadora del CIGB, prestigiada dentro y fuera de fronteras, permitió emprender un proyecto de tal envergadura que ya se acerca a las postrimerías con la vigilancia a los voluntarios de la fase III y el seguimiento a quienes resulten positivos al virus SARS-Cov-2, causante del padecimiento, y lo desarrollen de forma sintomática, apuntó.

Resaltó la organización de los servicios de salud en esta zona del archipiélago, primero en el hospital provincial Saturnino Lora, de esta ciudad, durante las fases I-II, y luego en los policlínicos de Bayamo, Guantánamo y Santiago de Cuba escogidos para la tercera etapa que respondieron de forma positiva a este proceso.

Basada en los controles y monitoreos realizados por el Cencec y el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos, Arteaga afirmó se trata de un preparado vacunal seguro y con alentadores resultados, validados con los estudios de intervención en personal de salud y la sanitaria en grupos y territorios de riesgo que acontecen hoy en la nación.

Explicó que la investigación se encuentra en un momento crucial, porque una vez abiertos los códigos se vacunarán a los placebos que de manera voluntaria participaron en el ensayo y eso forma parte del compromiso ético de Abdala con los sujetos de la indagación.

Por último, reconoció la precisión y esmero del trabajo en todas las etapas del estudio clínico y ratificó su confianza en que pronto Cuba contará con la autorización de emergencia, registro condicionado o de la vacuna CIGB-66 para la inmunización de toda su población.

Más de 48 mil personas recibieron las tres dosis en la fase III de este candidato vacunal, uno de los cinco con los que cuenta la mayor de Las Antillas para contener la pandemia de COVID-19.

El siete de diciembre de 2020 comenzó la historia de la formulación farmacéutica creada por el CIGB -Abdala- en el oriente de la isla, y ya se perfila como una apuesta segura por la vida.

Deja una respuesta