Emite la UNEAC en Santiago de Cuba mensaje en que aboga por la unión de todos los cubanos

El Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) en Santiago de Cuba, hizo público un mensaje en el que llama a la unión de los cubanos ante las maniobras injerencistas del gobierno de los Estados Unidos.

Alrededor de 300 intelectuales y artistas integran en el territorio santiaguero la Uneac, organización presidida aquí por el compositor de música popular, Rodulfo Vaillant García.

Con este mensaje, la Unión en Santiago de Cuba se suma a los realizados por numerosos artistas a lo largo y ancho del país, para condenar los acontecimientos del 11 de julio, cuando la contrarrevolución aupada por el Gobierno de los Estados Unidos, ha intentado alterar la tranquilidad del pueblo cubano.

El texto dado a conocer por la Uneac en esta ciudad del sur oriente cubano dice así:

“El nombre de la patria es cosa que se roba y se usa en ocasiones para acusar a los que más la aman”. Así es, resulta increíble el sentido meridiano y avizor del hombre que actuó y escribió para todos los tiempos cubanos; es sentencia perfectamente válida para destronar la mala fe y el odio ancestral del monstruo que supo calar José Martí Pérez, y para decantar mucho mejor la afiliación del hombre en estos nuevos días convulsos. Por fortuna y a favor de la Patria, el bando de los que aman y construyen se halla bien nutrido de las buenas armas y, en especial, del buen pensamiento, ése que nos salva porque se asienta en la tangible cubanía.

“Y afincada a esa legítima cubanía, se encuentra la fusión armónica y aportativa de artistas, escritores e intelectuales de la Uneac y la A.H.S., dos instituciones que han sabido interactuar a partir de la savia cultural de las herencias y de la renovación, gracias a la diversidad generacional que acumulan. Desde esta fortaleza emerge más diáfana una voz única, como maza redentora, que se traduce en el juramento consecuente de la fidelidad hacia la Cuba que nos necesita y en la acción que rebata todo intento de menoscabo de las esencias culturales que nos fundaron, porque justamente la Patria está hecha de esta materia orgánica que nos ha unido hasta nuestros días.

“Si en la manigua hubo palpables evidencias de poesía, narraciones, música, entre otras prácticas del arte cubanísimo durante el bregar del mambisado; si en la Sierra Maestra y demás frentes del Ejército Rebelde fue posible acoger estas sensibilidades en medio de la planificación de nuevos combates, los creadores de la vanguardia artística santiaguera hacen suyo este patrimonio, abrazan la bandera de la identidad cultural. ´Discutir verdades con adictos a la mentira´ suele ser harto complejo, pero es la misión que nos corresponde y se acometerá a partir de nuestra alma colectiva, pensamiento y arte auténtico.

“Al tomar este colofón, es irrefutable que “la Patria estaría más orgullosa con los hijos que la honran que con los que la ensangrientan (sic.)”. De manera que para la vanguardia artística y literaria santiaguera el camino está expedito hacia la unión.”

Comité Provincial de la Uneac

Santiago de Cuba

Deja una respuesta