En el aniversario 98 de la Radio Cubana: Un reconocimiento para Elisa, una escritora para respetar

A esta mulata santiaguera  no le gustan las fotos, pero aun así, creemos oportuno darle un merecido reconocimiento a través de estas breves líneas  a quien ha dedicado más de  40 años de su vida  al quehacer radial:  a Elisa Risco Hechavarría.  

Cuando el 22 de agosto de 1922,   Luis Casas Romero se convirtió en el primer cubano en realizar una  transmisión  radial  en la emisora 2LC a nadie se le ocurrió pensar en  la magia que alcanzaría este medio de comunicación que atrapa multitudes solo a través del sonido.

Pero detrás de cada factura radial hay un grupo de realizadores, dígase escritores, asesores, periodistas, locutores, grabadores y editores. Crear para la radio es arte.

Y si alguien en  este medio de comunicación   tiene un talento especial y  único para escribir,  esa persona es Elisa Risco Hechavarría, y esta  santiaguera  de una escritura fina y con elegancia   trabaja en la CMKW, la emisora de la ciudad de Santiago de Cuba que  cumplió recientemente  85 años de fundada.

Y mira que esta .radialista tiene historia. Ella inició su vida laboral en la CMKC, Radio Revolución  hasta que a finales de 1978 la joven y bonita  muchacha decidió continuar  como redactora de notas  en la W.  Por aquel entonces  sobresalían en esa labor  quienes estaban investidos  con   un poder de síntesis para desarrollar la idea a plenitud  en menos de un minuto. Con cuanto amor  se hacía el trabajo.

Esa fue una etapa en que  tener una  máquina de escribir en casa era un lujo, y ella se las ingenió para estar entre los  privilegiados. Y eso no era todo, Hojas, Cintas de escribir, y papel carbón complementaban los materiales necesarios para que la programación radial estuviera llena de contenidos en espacios como la   Revista de  la Mañana  donde  Elisa ponía su ingenio.

Elisa Risco es una referencia en la radio. Cuando de concursos se habla ahí está sus premios como la mejor guionista de este territorio. Programas multipremiados  en Festivales del medio radiofónico fueron Leyendas en la categoría de dramatizado No seriado; Ahora como programa  musical, y también sobresalió en Fiesta del Caribe, espacio reconocido nacionalmente  por la belleza  del  lenguaje sin descuidar el  contenido relacionado con la Fiesta del Fuego, la  creación literaria y la imaginación presente  en los grandes artistas de la  dramaturgia radial.

Esta mambisera  nació con un don especial que le permite escribir para la radio las más hermosas historias y realidades que   viven los seres humanos. Mientras algunos buscan en la computadora  una herramienta para crear, a Elisa  la imaginación le llega cuando escucha el rítmico sonido de las teclas de su inseparable amiga, esa máquina de escribir  que la mayoría dejó  a un lado y para ella es inspiración para penetrar  más en el corazón de los oyentes. Al rozar esas viejas y gastadas  teclas es como si estuviera tocando las fibras del alma de quienes escuchan.

Redactora de notas, escritora, redactora publicitaria y asesora de programas marca el crecimiento de Elisa en la Radio, un progreso que combinó en sus tiempos mozos  con una vida política intensa como  militante de la Unión de Jóvenes Comunistas. Quienes militaron con ella, recuerdan aquel 3 de abril de 1984  cuando  su casa fue la escogida para hacer la fiesta en espera  el advenimiento de un nuevo aniversario de la UJC.   Lindos esos momentos para recordar.

Arte para escribir tiene esta  realizadora que por muchos años encantó a sus oyentes en Café con música y algo más, un programa mañanero  dedicado a la familia que elevó su audiencia gracias a un estilo  íntimo de decir   que le  impregnó con su pluma  y    se mantiene hasta hoy.  

Moderna es esta época  y sin  el apego a los adelantos tecnológicos pero sí con un elevado nivel cultural que le da la lectura, esta radialista   se aferra a    su máquina de escribir  para    deleitarnos con su  innata sagacidad con hermosos cuentos  para hacer soñar a los niños   en espacios  como Nuestro Mundo de Colores. A ella también se deben el guión de  La Noche y tú que da cierre a la programación de  lunes a viernes en la W.

Elisa es  asesora de  espacios  como Hoy en la Historia, La Hora del Oyente W, Buenas Tardes Santiago, Como Nunca entre otros, lo que muestra su integralidad.  En esta función también ha ganado  prestigio al incidir para que los escritores logren  la distinción y la  originalidad  que cautiven a  los seguidores de las facturas radiales.

Contar la historia de Elisa Risco Hechavarría, es como mover esta parte de lo ocurrido en la trayectoria de 98 años de la Radio Cubana en que aún resuena el sonido de la máquina de escribir en la que quedó atrapada esta radialista santiaguera, quien sin  el uso de la computadora ni la Internet  merece este calificativo: una escritora para respetar. 

Deja una respuesta