En fase final de puesta en marcha Planta de Biofertilizantes de Santiago de Cuba

Con la labor de los equipos fermentadores y el funcionamiento de la parte automática del centro de elaboración, las áreas de secado y el evaporador, la moderna Planta de Biofertilizantes de Santiago de Cuba entró en su fase final, con vistas a la total arrancada en
los días finales del actual septiembre.

Aledaño al central Dos Ríos, en la localidad de Palma Soriano, es el segundo centro de este tipo, y el mayor del país del Grupo Empresarial AZCUBA, afirmó Héctor La O Hechavarría, inversionista y director de la Unidad Empresarial de Base Derivados.

En esta fase también se consolida la preparación del personal de laboratorio y microorganismos, cumpliendo lo previsto para su puesta en marcha y que permitirá sustituir importaciones con materias primas como la miel final de caña de azúcar, ácido glutámico y azúcar refino, entre otras.

Sobre la inversión mencionó 18 objetos de obra planificados para la elaboración de bioplaguicidas, biofertilizantes y bioestimulantes, usados en la agricultura cañera, no cañera y agroindustria, con una capacidad de 15 metros cúbicos de fermentación y contribuir a la seguridad alimentaria.

La O especificó que para evitar dificultades esperan realizar las primeras pruebas con una carga que logre estabilidad productiva y garantice el cumplimiento del plan inicial de 200 mil litros de Nitrofix, que es un biofertilizante para ahorrar el componente urea que fija el nitrógeno al suelo y economiza un 60 por ciento de ese elemento.

Tendrán en cuenta, además, 30 toneladas de Gluticid, un fungicida para la agricultura no cañera y 16 mil litros de Bioenraiz, que aumenta el crecimiento de las raíces de las plantas e incrementa su rendimiento, argumentó el directivo.

Cuando la Planta esté en marcha con la fabricación del Gluticid -antifúngico foliar, controlador de plagas y enfermedades-, esperan proteger la actual campaña de siembra de frío, sustituir importaciones, y al desarrollarse constituir fuente de exportaciones.

Serán ocho productos en total a generar en la moderna instalación, que tendrá una capacidad de 60 toneladas a la semana de un biofertilizante a la vez, pues se trabajará para las diferentes campañas.

Primero serán los bioproductos Azospirillum, inoculante bacteriano que fija el nitrógeno atmosférico para aplicar como biofertilizante; el Bioenraiz que es la hormona reguladora del crecimiento vegetal y el Gluticid.

La Planta que cuenta con una flamante tecnología puede crear productos líquidos y sólidos, más cuatro volúmenes de fermentación, todo con la garantía del cuidado al medio ambiente.

Deja una respuesta