En Santiago de Cuba anuncia sector jurídico restablecimiento paulatino de sus servicios

El sector jurídico en la etapa de recuperación post pandemia, de acuerdo con las medidas instauradas a nivel nacional y provincial, comenzaron a brindar servicios gradualmente, evitando las aglomeraciones de personas y manteniendo el distanciamiento físico, según lo indican los protocolos establecidos.

Directivos de la Dirección Provincial de Justicia en Santiago de Cuba, informaron que los registros del estado civil no se detuvieron para brindar servicios en asuntos muy sensibles para la población, como garantizar la inscripción de los niños que nacen, actividad que se mantuvo en todos los maternos de la provincia”.

Igualmente, la entidad continúo emitiendo las licencias de enterramiento por parte de los registradores y otorgando las certificaciones que se entregan para el INASS, relacionadas con procesos de pensiones.

Ahora se reanudarán paulatinamente otros servicios, y alertan a la población de que mantendrán las medidas higiénico-sanitarias, acondicionadas en cada una de las unidades pertenecientes al ramo, ejemplo, en los salones de espera se reacomodaron bancos y sillas guardando la distancia establecida.

En el caso de las notarías, que también permanecieron ejerciendo con una guardia mínima por algunos de los notarios, se encargaron de los trámites de testamentos, así como de los poderes de los colaboradores que salían de misión.

En este momento se reanudó el otorgamiento de poderes generales y especiales, evocación de testamento, rehabilitación de libros, cotejos de documentos, expedición de copias de escrituras autorizadas, y se formalizan los matrimonios con la presencia mínima de personas, -dos testigos, y padres-. La formalización de los matrimonios puede realizarse de igual forma en el registro civil, y en el Palacio de los Matrimonios.

En el caso de la búsqueda de documentos, aun no se ha reanudado la actividad. Mientras que en la oficina subordinada al Ministerio de Justicia, ubicada en San Pedro Esquina San Francisco, como lo conoce la población, Registro de Tomos Duplicados, no está prevista la certificación de actos de última voluntad, -el central está en la capital del país, por lo que no están recibiendo respuestas- de los que ya se habían solicitado, pero sí la recogida de los que fueron solicitados con anterioridad al cierre de los servicios.

En cuanto a los trámites en el Registro de la Propiedad, se entregarán los títulos que ya están inscriptos, y están pendientes de entrega a la población, -la solicitud de las personas aún no se ha restablecido- se mantiene la inscripción de los inmuebles estatales, y de las personas jurídicas no estatales, proceso que se preservó en la etapa de la COVID-19.

En el caso de las notarías, ya se entregan autorizaciones para diferentes procesos, sumándose la atención a los trámites que quedaron pendientes a finales de marzo, previa citación del notario. También, están entregando las declaraciones juradas, actividades que se realizan en el horario laboral, -8:00 a.m., a 5:30 p.m.

En cuanto a la actividad de tribunales expresaron que mantuvieron su función, aunque por disposición se detuvieron los procesos de tramitación temporalmente, salvo algunas excepciones, trayendo como consecuencia se pararan unos 2 mil 206 casos judiciales, que hay que retomar.

En relación con los juicios penales tienen alrededor de 575 para llevarlos a efecto, y laboraron además en los trámites excarcelatorios, con beneficios de libertad condicional, licencias extrapenales, solicitud de trabajo penal con internamiento que devienen de los establecimientos penitenciarios, otorgándose un total de 580 beneficios.

Para la recuperación, diseñaron una estrategia que impulsa el avance gradual de todos los procesos judiciales que se paralizaron.

La Fiscalía, al igual que los demás, cumple con las reglas establecidas para el control de la pandemia, la institución adecuó su funcionamiento para poder garantizar el cumplimiento de sus misiones constitucionales que es la de ejercer el control de la legalidad, y asumir el ejercicio de la acción penal pública ante los tribunales.

En correspondencia con eso estuvieron controlando la legalidad en los procesos penales que estaban en tramitación antes de que comenzara la epidemia, pero también se añadieron los procesos penales que se originaron como consecuencias del enfrentamiento a conductas derivadas del incumplimiento de las medidas implementadas por las autoridades sanitarias.

Debido a estos se radicaron unos 667 procesos, algunos cerraron con medidas administrativas y multas, mientras que un grupo fue presentado al tribunal, y ya tienen su proceso penal, otros casos por las condiciones actuales que vive el territorio, y con un sustento legal fueron archivados, -12 en total- los que comenzarán su revisión para ponerlos en curso en cuanto sea posible.

La atención ciudadana se mantuvo en toda esta etapa, por la vía no presencial la que se mantendrá, -correo electrónico, línea única, el portal web, las redes sociales-, con un total de 721 personas atendidas, y se les dio respuesta.

Deja una respuesta