En Santiago de Cuba se apuesta por una vejez saludable y protegida

Santiago de Cuba, 13 de mar.-  Santiago de Cuba es hoy una de las provincias más envejecidas del país. Según un informe del Ministerio de Salud Pública, el 2018 cerró en el territorio, con una tasa del 19 por ciento de envejecimiento poblacional y se prevé que para 2025 el 29 por ciento de los santiagueros se encuentren en la tercera edad.

En el texto, dado a conocer durante la Asamblea de Balance Provincial del MINSAP, fueron expuestos además los desafíos que desde el punto de vista económico y social entraña esta situación y se evaluó la marcha de las estrategias existentes en el territorio encaminadas a garantizar la calidad de vida y protección de los ancianos.
La provincia de Santiago de Cuba cuenta con varios programas y sub-programas priorizados que tributan al logro de ese empeño, siendo la creación de las Casas y Círculos de Abuelos expresión fehaciente de la importancia que aquí se le confiere a las personas de la tercera edad.
En la provincia se cuenta con 20 Casas de Abuelos, concebidas para brindar una atención integral al adulto mayor proporcionar a los familiares la tranquilidad de saber que sus ancianos son cuidados por personal experto mientras ellos laboran.
Por otra parte, los Círculos, surgidos por iniciativa de nuestro líder histórico, Fidel Castro Ruz, coadyuvan a que los abuelos se mantengan activos, socialicen y practiquen ejercicios en un ambiente seguro, actividades que aquí son lideradas por cerca de 800 profesionales santiagueros de la cultura física y el deporte, dedicados a ese quehacer.
Igualmente se destaca el territorio por el incremento del número de ancianos vinculados a los programas académicos, pertenecientes a la Cátedra del Adulto Mayor de la Universidad de Oriente.
Con el afán de continuar incidiendo en el bienestar de ese sector poblacional, se agiliza el proceso de geriatrización de los servicios médicos y se trabaja de conjunto con otros organismos e instituciones en el mejoramiento de su calidad de vida.
El departamento de Asistencia Social, (adjunto a la Dirección de Trabajo y Seguridad Social) beneficia en el territorio a un importante grupo de personas de la tercera edad que no cuentan con recursos para cubrir sus necesidades o que se encuentran desvalidos o en estado de necesidad. Se unen también con su aporte los Ministerios de la Agricultura, Alimentaria, Comercio y Gastronomía. El servicio de Cuidadoras a Domicilio y las ayudas técnicas constituyen a su vez una garantía para cualquier adulto mayor que los requiera.
El sistema universal de salud pública de nuestro país, unido al énfasis en la atención preventiva, ha llevado a que la esperanza de vida promedio de los cubanos sea de 76.8 años para los hombre y de 81.3 años para las mujeres.
Los datos, trascendidos del informe de 2018 de la Organización Mundial de la Salud, evidencian que la Mayor de las Antillas tiene en este particular indicadores superiores a los de países del llamado primer mundo, muestra de la importancia que aquí se le confiere a la atención integral, manejo adecuado, protección y bienestar de las personas de la tercera edad, variables que más allá de perseguir buenos números para incluir en un texto, hablan del carácter profundamente inclusivo y humanista de nuestro sistema social.
Por: Laritza Moya Rodríguez.

 

Deja una respuesta