En Santiago de Cuba siguen trabajando los mejores constructores del país. Felicidades en tu Día.

Foto tomada de Internet.

Santiago de Cuba, 5 de dic.-  La ciudad de Santiago de Cuba está hermosa, así dicen constantemente quienes desandan por las calles de esta urbe  sin detenerse a pensar en  que detrás de cada una de estas obras, por muy pequeña que sea,  se ha  reclamado de la presencia de los constructores.

A estas personas que con sus manos, saben dosificar la arena y el cemento para ubicar los ladrillos, poner azulejos y hacer el piso; de quienes trabajan desde el cimiento hasta dejar la obra terminada para que sea la admiración de quienes la ven al pasar, en Santiago de Cuba se les reconoce hoy por ser el Día de constructor.

Este 5 de diciembre, en centros de  trabajo de este sector  se resaltó la efeméride.  Una vez más la figura del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz es recordada entre los cascos blancos, como cariñosamente se les dice, puesto que gracias a su propuesta en el Tercer Congreso de ese Sindicato, quedó instaurado el 5 de diciembre como el Día del  Constructor.

Armando Mestre. Foto Internet

Con este gesto, el líder cubano deseaba honrar a uno de los hombres que le acompañó en el asalto al Cuartel Moncada el 26 de julio de 1953, a Armando Mestre Martínez, quien también fue uno de los expedicionarios que desembarcaron por Playa Las Coloradas en el Yate Granma para convertirse aquel 2 de diciembre de 1956.

Armando Mestre es el paradigma para los constructores, y a él se le continúa honrando este día, aunque luego de investigaciones se supo que el joven revolucionario  fue asesinado  por la dictadura de Fulgencio Batista el día 8 del propio mes luego de caer prisionero en la batalla de Alegría de Pio.

A Fidel también se le recuerda en esta ciudad, porque fue aquí donde en 1988, durante una visita al Hospital Clínico-Quirúrgico, obra insigne del Contingente Héroes el Moncada, por aquel entonces dirigido por Rafael Mock,  él expresaría que  en Santiago de Cuba estaban los mejores constructores del país.

Rafael Mock, Jefe Contingente Héroes del Moncada. Foto de Internet

Palabras fundamentadas no solo  por  la calidad de una obra que se levantaba en una edificación parada por años por peligro de derrumbe.

Y ahí está el Juan Bruno Zayas, que se terminó en 1991 en  pleno período especial y con múltiples iniciativas como las de sustituir el falso techo con las bellas tejas de yeso que se elaboraban en una pequeña fábrica, dirigida por Josefa  Morell.

Foto de Internet

Este 5 de diciembre es el Día del Constructor. A hombres y mujeres que desde su puesto como ingeniero, arquitecto, albañil, carpintero… contribuya con el embellecimiento urbanístico de esta ciudad: Felicidades

Por: Agustina Bell Bell.

Deja una respuesta