Este Septiembre del 2020 marca y mucho…

El noveno mes del año, en nuestro país siempre ha sido prominente y no precisamente por grandes efemérides históricas, sino porque desde sus inicios ha tenido el encargo en Cuba, de cerrar la llamada etapa veraniega que abre en julio y se extiende hasta el último día de agosto para luego darle paso al inicio de cada curso escolar, sin embargo llegó el coronavirus y con el la enfermedad del Covid-19…

Claro se apareció acá en marzo sin pedir permiso, sin que nadie lo vaticinara, y con él los sustos a nivel del mundo y el estrés del que nosotros No hemos salido ilesos, más que todo por indisciplina y asi lo sigue marcando septiembre en varias provincias…

¡El ejemplo más notable? La Habana, provincia que todavía hoy sigue sin poder concluir ese proceso docente educativo que comenzaba en el 2019, para en octubre iniciarlo tal y como lo haremos, entre otros los santiagueros, por vez primera, por lo menos desde el triunfo revolucionario…

No olvidarán muchos estudiantes de grados terminales este atípico septiembre donde todavía se harán graduaciones que, en junio y julio sólo fueron virtuales… ahora se gradúa el alumno de sexto, de la secundaria con ese noveno que define carreras técnicas o continuidad preuniversitaria, y hasta la Universidad toma sus visos de diferencia con lo habitual.  

Y menos mal que este septiembre llega con una esperanza, con un poco de luz que se atisba luego de un largo túnel… La soberana, esa vacuna que ya está en fase de prueba con donantes voluntarios, opaca nuestros defectos de irresponsables, para dar señal de que hay en esta tierra a la vez, hombres y mujeres de ciencia, de sobrada inteligencia y constancia  en un quehacer que le mostramos al mundo a la vez con nuestro personal de la salud, del que muchos países se sienten agradecidos sobremanera…

Y sigo marcando que menos mal que septiembre nos coge con menos dependencia en materia de abastecimiento alimentario de hortalizas y condimentos y hasta de algunas viandas, porque ya muchos, sobre todo en el propio centro de la ciudad, ante la necesidad, hemos aprendido a sembrar y hoy recogemos nuestras propias cosechas…

Pero NO nos conformemos… Decisivo resulta septiembre para reponernos del más mínimo daño que nos haya hecho Laura, una Tormenta Tropical, que con sus vientos y un poco de agua en una noche madrugada, nos demostraba, una vez más que debemos estar preparados y alertas porque incluso este noveno mes del año, se anuncia por los entendidos en materia meteorológica como de temporada bien activa y así lo vamos viendo en la TV cuando hay países padeciendo la formación de varios fenómenos devastadores.

Claro, septiembre tiene también, desde 1960, la efemérides de un cederista que gusta de celebrar el 27 en la espera del 28 en su cuadra y por todo lo alto y que  desde ya advierto que debe ser con todas las medidas sanitarias orientadas en evitación del rebrote…

En fin… Llegamos a “colocar los pies” en septiembre y ya va avanzando a un cierre de decena que nos dice que marcará la pauta entre los santiagueros para poder decir que es parte de un triunfo colectivo contra un enemigo inesperado… Que gane o no la batalla, depende de usted, mejor decir, de cada uno de nosotros… 

Deja una respuesta