Federación de Mujeres Cubanas distingue a sus impulsoras

Santiago de Cuba, 23 ago.— La Distinción 23 de Agosto, condecoración más importante que otorga la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), les fue entregada a 58 santiagueras, en ocasión del aniversario 58 de fundada esa organización,

El Salón de los Vitrales, de la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, de esta urbe, acogió la solemne ceremonia, donde Lázaro Expósito, miembro del Comité Central y Primer Secretario del Partido en Santiago de Cuba, junto a la secretaria general de la FMC en la provincia, Yuleidis Vega, colocaron la condecoración en el pecho de las federadas.

En las palabras centrales de la actividad, en el contexto del proceso preparatorio del 10mo. Congreso de la FMC, la dirigente femenina expresó que estas 58 condecoradas representan desde su cotidianidad a la mujer empoderada por la que tanto luchó la fundadora de la organización, Vilma Espín, y también a ese baluarte revolucionador de la sociedad que definía Fidel, en sus innumerables expresiones de admiración hacia las cubanas.

En representación de las galardonadas, Firelda Acosta expresó el agradecimiento al Secretariado Nacional de la organización por tan alto reconocimiento, el cual les sirve para poner más ahínco y delicadeza femenina en todas las tareas de la Revolución, y señaló a la Consulta Popular de la Constitución como la más apremiante.

Proveniente de El Madrugón, asentamiento montañoso del municipio de Guamá, Rosalina Almaguer, de 72 años de edad, agradeció la distinción con la declamación de varios poemas propios que remarcaron el sentir de las allí presentes, por una organización que se mantiene vital, en pie de lucha por los derechos de la mujer cubana y del mundo, y en constante apoyo al socialismo.

Amparada en el Decreto Ley 86 del 26 de junio de 1985, la Distinción 23 de Agosto reconoce la labor destacada de quienes contribuyen con su actuar al funcionamiento y la vitalidad de la FMC, así como la defensa de la Patria Socialista y la preservación de los valores éticos y humanistas defendidos por la Revolución.

Al término de la parte ceremonial y antes de partir a sus municipios, las compañeras compartieron alrededor de un cake gigante, y celebraron los victoriosos años de su organización.

Tomado de ACN

Deja una respuesta