Fernando Dewar: es un privilegio formar parte del Museo de la Música

Santiago de Cuba, 29 ago.— La primera grabación del Septeto Santiaguero, registrada en una cinta magnetofónica de mediados de los años 90, es el principal atractivo de la nueva colección que recibe el Museo de la Música de Santiago de Cuba.

A propósito de esta iniciativa de la multipremiada agrupación oriental, conversamos con su director Fernando Dewar: “El gesto parte de la intención de que la música que hace el Septeto Santiaguero perdure y que en un futuro se pueda saber de qué forma hicimos nuestra música. Pero el hecho de que el Museo aceptara la iniciativa del Septeto Santiaguero para hacer esta donación es motivo de orgullo porque constituye un privilegio que esté nuestra música y nuestros objetos aquí al lado de figuras como Sindo Garay, Eliades Ochoa, Electo Rosell «Chepín», Rainaldo Creach”.
Foto: Autor

Entre fonogramas de Pepe Sánchez, partituras de Miguel Matamoros y figuras antológicas de la cultura, se inscribe la nueva colección que incluye toda su discografía y un dossier de su trayectoria en formato digital. Desde el disco Septeto Santiaguero con el que se bautizaron públicamente en 1996, hasta el laureado “A mi qué. Tributo a los Clásicos Cubanos”, podrán encontrarse ahora en esta casona de Manduley.

Tras cinco años de fundado, es la primera colección que recibe el Museo de manos de una orquesta. Con esta iniciativa, Dewar apuesta por dejar el camino abierto para que otras agrupaciones musicales enriquezcan los fondos de la joven institución: “Creemos que esta pueda ser una iniciativa que los demás músicos puedan seguir y enriquecer este Museo para que las nuevas generaciones tengan un sitio a donde ir para conocer la música y conocer a los músicos que han trascendido en esta ciudad”.

De esta forma el museo no será solo un espacio de exhibición, sino también una institución para el resguardo, estudio y promoción del patrimonio vivo.

“El hecho de que exista un Museo de la Música en Santiago –comentó Dewar- es algo que se lo ha ganado la región oriental con todo el patrimonio cultural que tiene. Creo que es el inicio de una etapa importante porque el Museo es muy joven y en la medida en que los músicos vayan aportando sus objetos y su música, tendremos un museo mucho más interesante y rico para todos los visitantes”.

Ganadores del Premio Grammy Latino en varias ocasiones, el éxito del Septeto Santiaguero ha sido uno de los mayores hitos para la cultura cubana en los últimos años: “El Septeto en los últimos años ha tenido una repercusión nacional e internacional muy significativa y queremos aprovechar para apoyar a las instituciones culturales que tienen que apoyan nuestro trabajo y a las cuales nos debemos”.
Foto: Autor

Cercanos a su primer cuarto de siglo, se proponen seguir celebrando desde la música, con el apoyo de la Dirección Provincial de Cultura, la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales y la Agencia “Son de Cuba”.

Según afirmó Dewar, esta presentación especial, fue una de las acciones más importantes en la campaña prevista hasta el 2 febrero de 2020, fecha del aniversario:

“Después de esto tendremos presentaciones en la Casa de la Trova y La Pachanga, nuestros espacios habituales en la ciudad. También haremos giras internacionales y estamos preparando un nuevo disco dedicado al son y su defensa durante estos 25 años.”

La dirección de Patrimonio y del Museo, entregaron al Septeto un fascímil de la partitura de Lágrimas Negras, manuscrita por Miguel Matamoros, como reconocimiento por su aporte a la cultura de esta villa cantada por bardos, que se afirma ante el mundo como una ciudad auténtica desde la música popular.

Por: Claudia González Catalán

Deja una respuesta