Festejaron el 4 de Abril jovenes campesinos santiagueros

Jóvenes campesinos y cooperativistas de la provincia de Santiago de Cuba festejaron el 4 de Abril en la producción de alimentos, desde más de 300 estructuras de base de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP).

Apegados a métodos tradicionales y alternativas por la compleja situación de la COVID-19 y el Bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra la Isla, se sumaron al trabajo que demanda la actual campaña de primavera, en la siembra de ciclos cortos y sistemas de viveros para el café.

Las actuales lluvias benefician las plantaciones y por eso redistribuyeron las yuntas de bueyes para las operaciones de roturación y cultivo de la tierra, traslado a los puntos de Acopio y de beneficio del cerezo, explicó Yoandris Mustelier, ideológico de la ANAP en el municipio del Tercer Frente.

Esta jornada es preámbulo del Primer Activo de jóvenes campesinos que acontecerá el venidero seis de abril, en esa serranía y con las restricciones por la pandemia, pero resumiendo los intercambios, experiencias y criterios de la nueva generación en su quehacer cotidiano.

Mustelier subrayó que la implementación de la Tarea Ordenamiento conlleva la transformación de los intereses de quienes continuarán la obra de la Revolución, hoy hay jóvenes solicitando tierras, incorporándose a las cooperativas y construyendo un nuevo porvenir, a pesar de la falta de recursos y la escasez.

Su objetivo es desarrollar el lomerío, incrementar la exportación de café y generar más ingresos para su familia que en las montañas se incrementaron con precios más adecuados de compra del grano, cacao y los cultivos varios.

Son 19 comités de base de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), en estructuras de base de la ANAP de esa localidad, con un arduo trabajo y resultados en el crecimiento de la organización que exhibe pelotones de avanzada en la producción agropecuaria y recogida de café.

Ahí está la brigada de la Cooperativa Conrado Benítez, en la zona de Arroyon, con trabajos voluntarios y mantienen activo el papel de la ANAP en las comunidades donde las cooperativas figuran en el centro de la labor político ideológica, productiva y de atención a instituciones de Salud y Educación, añadió el dirigente.

Alfredo Góngora, joven presidente de la Cooperativa Niceto Pérez, en La Juba, de la Sierra Maestra, está al frente de sus asociados en el campo, en homenaje a la UJC y los Pioneros.

Siempre llevan la cultura de trabajar a la escuela rural donde atienden un círculo de interés, porque el hijo del campesino quiere montar a caballo, tener árboles, caminar cafetales y desde la experiencia contribuyen a que así sea.

Deja una respuesta