Fidel en la vida del locutor Noel Pérez Batista

Santiago de Cuba, 14 de nov.-  Noel Pérez Batista, destacado locutor santiaguero, guarda entre sus tesoros más preciados aquel elogio del Comandante en Jefe Fidel Castro  a su persona, cuando le dijo: “Te portaste bien, te felicito”, reconociendo así al hombre que arriesgó la vida para cumplir todas sus órdenes, el Primero de Enero de 1959.

  Para la misión no utilizó un fusil, sino que la asumió tras enlazarse con Radio Rebelde micrófono en manos, un arma también poderosa que le permitió dar a conocer al pueblo de Cuba orientaciones precisas del líder rebelde para evitar más derramamiento de sangre y  convocar a la Huelga General.

   “Ese día por la tarde-noche Fidel llegó a CMKC, Radio Oriente, en la ciudad de Santiago de Cuba, donde yo trabajaba, y fue directo hacia la ventana a hablarles a quienes se congregaron en los bajos de la emisora, y yo detrás con el micrófono abierto todo el tiempo pidiéndole unas palabras para el pueblo.

  “Él saludó a los reunidos espontáneamente al saber de su presencia en el lugar, los llamó a la calma y les propuso a estar muy atento a las orientaciones.

  “No he olvidado ni un instante de aquella jornada, la recuerdo como si fuera ahora mismo: intranquilo, caminando de aquí para allá, analizando, averiguando, alertando, con su proverbial manera de preguntar por el más mínimo detalle.

  “Estaba incómodo, pues presentía que le querían escamotear la Revolución y, estratega al fin, adoptaba medidas con el alto mando, casi en pleno presente en Aguilera  511, entre Reloj y Clarín, local de CMKC en aquella época, convertido prácticamente en su Comandancia.

  “Ya yo había apreciado la grandeza de Fidel pero su postura creció ante mí con su previsor discurso, más bien conversación con el pueblo en el Parque Céspedes, de la legendaria urbe, en la jornada inicial del 59, que también tuve el honor de transmitir por radio.

  “Custodiado por barbudos y los santiagueros de testigo, la euforia era tan grande que apenas lo dejaban hablar por los aplausos y yo me sentí alabado al ser protagonista de ese momento histórico”, rememora sin ocultar su orgullo.

   Pudo haber visto a Fidel muchas veces después, pero guarda con nitidez extraordinaria en su memoria el instante mágico en que parecía que el sufrimiento por años de injusticia se derrumbaba, dando paso a la felicidad y a la vida.

  Noel Pérez Batista, locutor que simboliza la voz de la Revolución junto a valiosos colegas de Radio Rebelde, vivió con intensidad el Primero de Enero, sin percatarse de horas ni minutos, cuando tuvo la oportunidad de enlazar la reconocida emisora del Ejército Rebelde para dar las órdenes de Fidel.

   “Dígale al Comandante en Jefe que la radio santiaguera está dispuesta a dar el apoyo que sea necesario, hasta las últimas consecuencias; lo dije así categórico y radical, ya que conocía bien a la mayoría de los trabajadores del medio y había sido testigo de sus muchos actos conspirativos”, confiesa.

  Con 24 años entonces, este hombre tuvo el coraje de afirmar en nombre del Movimiento 26 de Julio (M-26-7), al cual pertenecía, la disposición de CMKC, Radio Oriente, de dar apoyo a los rebeldes en el cerco y posible ataque a la ciudad de Santiago de Cuba.

  Para honor suyo, se le considera el locutor que tuvo la osadía de hablar con Fidel en peligrosas circunstancias a expensas de que lo mataran, en tiempos cuando aún se paseaban por las calles de la histórica ciudad los batistianos y el riesgo era enorme, “pero no se podía estar con medias tintas”, acentúa convencido.

  Meses después, en su primer reencuentro, el Comandante en Jefe lo miraba de arriba abajo como reconociéndolo cuando Noel lo presentó como orador, el 30 de julio de 1959, en un acto donde se recordaba la muerte del inolvidable líder clandestino Frank País.

  En otra oportunidad lo invitó personalmente a los festejos por un aniversario de Radio Rebelde, fundada por Ernesto Che Guevara, el 24 de febrero de 1958, en la Sierra Maestra. Fue aquella la ocasión en que le dijo: “Te portaste bien, te felicito”, haciendo alusión a la actuación valiente de Noel el Primero de Enero.

  Con más de 85 años, el Premio Nacional de la Radio Cubana vive el privilegio de sentir la trascendencia del hecho en que participó, hace casi seis décadas, con Fidel como principal protagonista, a quien califica como uno de los estadistas y revolucionarios más notables de esta época, cuyo legado será perdurable en el corazón del pueblo.

Por: Aída Quintero Dip

Deja una respuesta