Filial Santiago de empresa de proyectos de electricidad mantiene control de consumo de energía

La Unidad Empresarial de Base de Ingeniería y Proyectos de la Electricidad (Inel) Filial Santiago, en esta ciudad, mantiene un estricto control del consumo de los portadores energéticos, con sistematicidad y dedicación, por eso cada mes se enmarca en la cifra asignada sin dejar de cumplir las importantes funciones que tiene.


Eduardo Thaureaux Valdés, jefe de brigada de servicios generales de la entidad, que incluye la atención de transporte y energética, explicó a la Agencia Cubana de Noticias que diariamente, a las 7:30 de la mañana, realizan la lectura del metro contador y se compara con la cifra de la jornada anterior.
A las 11:00 am, como está establecido en las medidas de contingencia energética, se desconecta todo el clima hasta la 1:00 pm, aunque en ese lapso de tiempo se mantienen funcionando equipos como los servidores, al contar con un plan para el llamado “pico diurno”, precisó.
De detectarse algún sobregiro, en la tarde se apaga una o dos horas antes el clima, de manera de enmarcarse en lo asignado, señaló.
Este es un tema permanente, cada semana, en los consejos de dirección de la filial, en los cuales se analiza al detalle el comportamiento del consumo de la electricidad y los combustibles, insistió.
Manifestó que existe en el colectivo una cultura en el ahorro, gracias al trabajo con cada trabajador y la explicación del por qué las medidas para evitar afectar al sector residencial con los molestos apagones.
No se trata de andar a oscuras, sino de consumir lo mínimo en el pico diurno, recalcó.
Tienen, dijo, áreas tecnologías con un plan de energía para ese período, ya que trabajan con proyectos, maquinas complejas, impresión de planos en equipos consumidores y otras tareas impostergables, pero el día antes hacen todas las coordinaciones necesarias, detalló Thaureaux Valdés.
En los tres últimos años en que asumió esa responsabilidad en la Filial Santiago de Inel, se han ajustado al plan de energía, sin dejar de cumplir los servicios de asistencia técnica a diferentes entidades del país, que es su razón de ser.
Su misión es lograr un desarrollo energético sostenible y contribuir al ahorro de electricidad, de suma prioridad por el déficit de combustibles.
Sus trabajadores en su mayoría poseen alta calificación y experiencia y son ingenieros eléctricos, informáticos y otros.
En el año 2017 la filial certificó por la Oficina Nacional de Normalización del Sistema Integrado de Gestión, al de gestión de la calidad y el de gestión ambiental, y de esa manera sus servicios son más competitivos.

Deja una respuesta