Funciona en zona rural aula anexa de Escuela Taller Ugo Luisi

Santiago de Cuba, 6 sep.— Un aula anexa de la Escuela Taller Ugo Luisi, de la Oficina del Conservador de la Ciudad, funciona en el poblado de Ramón de las Yaguas con cinco estudiantes insertados en el proyecto Los Caminos del Café, que rescata ese patrimonio en la serranía oriental.

Abierta en el curso 2017-2018, cuatro varones y una hembra se preparan en la especialidad de albañilería-decorado  y reciben los conocimientos teóricos y prácticos de profesores que se trasladan a esa zona rural, donde se realiza la restauración integral de la antigua hacienda Fraternidad, construida en la primera mitad del siglo XIX.
     
La razón de ser del aula es preparar a jóvenes de la localidad en el oficio para cuando concluyan los trabajos asuman la conservación y preservación de ese patrimonio, manifestó a la ACN Osvaldo Pérez Bell, director de del plantel inaugurado el 28 de enero del 2004.
   
En el primer año, precisó, participaron en la reparación de los tanques de fermentación, pasillos aledaños y acueductos de la época en forma de canales, que llevaban el agua desde el río hasta la casona y al proceso de despulpe del grano.
     
Al mes vienen dos veces a la escuela y también participan en los actos de inicio y cierre del curso escolar, ya que son parte de la matrícula, acotó Pérez Bell.
     
Ismary Casero Marten, de 31 años y la única fémina del grupo, expresó que cuando supo de la convocatoria por compañeros de la escuela que laboran en “Fraternidad” le entusiasmó la idea, ya que una mujer puede ser plomera, electricista, carpintera o albañil.
     
Destacó, además, el apoyo del esposo para el cuidado de sus tres hijas, sobre todo cuando debe trasladarse a la cabecera provincial.
     
La hacienda cafetalera Fraternidad fue construida por emigrantes franceses en el barrio Nueva Isabel y forma parte del Paisaje Arqueológico de las Primeras Plantaciones Cafetaleras del Sudeste de Cuba, declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en el 2000.
     
Con fines museables, serán ambientados todos sus locales y áreas como en la época, para ser apreciado por visitantes nacionales y extranjeros.
     
Esa hacienda se encuentra dentro del Circuito Dos del proyecto Los Caminos del Café, patrocinado por la Oficina del Conservador de Santiago de Cuba, la Unión Europea y la Fundación Malongo, de Francia.

 
Por Marlene Montoya Maza  (ACN)

Deja una respuesta