Garantiza el Hospital Clínico Quirúrgico Juan Bruno Zayas servicios de hemodiálisis

La reorganización de la totalidad de servicios en nuestro sistema de salud ha sido una de las medidas más rigurosas desde el comienzo de la pandemia del SaRV-Cov-2. Sin embargo estas adecuaciones en la prestación asistencial no han interferido en aquellos tratamientos que implican un compromiso para la vida humana.

Una parte esencial en ese grupo lo tiene los servicios de hemodiálisis, procederes que resultan imprescindibles para la supervivencia de los pacientes de la enfermedad renal crónica.

“A raíz del advenimiento de esta pandemia lo cual nuestros pacientes no quedan exentos de poder padecer de esta enfermedad de la Covid-19, el estado cubano ha garantizado y garantiza todos los insumos necesarios para que estos pacientes sean atendidos adecuadamente”, comentó el Dr. Valentín Catañeda Márquez, especialista en I y II Grado de Nefrología y Jefe del Servicio de Trasplante en el Hospital Clínico Quirúrgico Juan Bruno Zayas.

“Nuestro Gobierno Cubano ha asegurado que exista una combinación muy eficiente hasta el momento, para que estos pacientes sean tratados garantizando también su traslado desde el hogar a través de un sistema de transportación”.

Según refiere el especialista, garantizar estas terapias sustitutivas que tienen una dimensión mayor debido al costo que tienen los equipos de insumos para las diálisis y hemodiálisis que están valoradas en 100 dólares por cada paciente.

“Contamos con 15 máquinas de hemodiálisis con una tecnología muy moderna que aunque tiene un tiempo de explotación, aproximadamente entre 8 y 10 años, mantiene su vitalidad. Otros equipos son las plantas que mantienen el agua tratada para que estas máquinas funcionen correctamente”.

Actualmente en el servicio de trasplante y hemodiálisis del Hospital Clínico Quirúrgico Juan Bruno Zayas de Santiago de Cuba son atendidos 110 pacientes con enfermedades renales crónicas, que reciben esos tratamientos tres veces por semanas, en días alternos, todo gracias al esfuerzo que realiza el estado cubano por preservar estos tratamientos a pesar de la situación generada por la Covid-19.

Deja una respuesta