Garantizar el servicio de agua a la población es una prioridad

Garantizar el servicio de agua a la población es sin duda una de las principales prioridades del Estado cubano, de ahí los significativos esfuerzos que se realizan en el país para suministrar el agua potable a la población, en este caso a la santiaguera.

En la provincia radican las Empresas Aguas Santiago y Aguas Turquino, encargadas de la distribución del líquido en el territorio a partir de la disponibilidad de ese vital recurso natural.

La directora de Aprovechamiento Hidráulico y el director de la UBB de Fuentes y Plantas de Aguas Santiago y el director de ingeniería de la Empresa Aguas Turquino, dieron una amplia explicación de la situación que tiene Santiago con la distribución.

La directora de Aprovechamiento Hidráulico, afirmó que la disponibilidad de agua en los embalses mejoró con el paso de la Tormenta Tropical Laura, alcanzando alrededor de 100 millones de metros cúbicos de agua, incrementando la capacidad de llenado en las presas, con significativos volúmenes en la Carlos Manuel de Céspedes con 30 millones; la protesta de Baraguá, 29 millones; la Gilbert 16 y Gota Blanca 15 millones de metros cúbicos; además de Charco Mono y Hatillo, que también  tuvieron un incremento.

Con esas favorables lluvias llegaron a aliviar la Gilbert, Charco Mono, Chalons, Hatillo y La Majagua. En la actualidad tenemos el 68% de la capacidad de llenado de los embalses de la provincia. Los habitantes de Santiago de Cuba, reciben el agua de Gota Blanca, Charco Mono y Gilbert, esas fuentes que abastecen la ciudad acumulan alrededor de 66% de su capacidad.

Una situación preocupante tiene la presa Mícara que -suministra el preciado líquido a la población de Segundo Frente y es la única fuente de abasto que tiene el lugar- no fue beneficiada con las lluvias de ‘la Tormenta’, y almacena solamente el 49,2% de su capacidad total.

Esta situación debe ser de dominio de los pobladores de ese montañoso municipio donde se hace imprescindible ahorrar más que nunca el agua, para mitigar el déficit que debe mejorar con la llegada del período húmedo.

Mientras que las cuencas subterráneas San Juan y Parada se mantienen sin problemas, y exhiben un estado favorable, en tanto que los 2 300 litros por segundo que recibe la ciudad provienen de la presa Gilbert y Gota Blanca, supliendo el sistema Quintero           -abastece más del 70% del agua a la población santiaguera-, y Parada, que se vuelve compleja porque esta última continúa sin entregar el líquido por la mala calidad.

Por otra parte la presa Carlos Manuel de Céspedes, en el municipio de Contramaestre tiene igualmente una situación muy buena, y aumentó su volumen en 30 millones de metros cúbicos, por lo que no tiene problemas para cumplir con su encargo social.

Y se afirmó que en el territorio hay unas 13 presas y alrededor de 92 pozos de observación de la red; en sentido general la situación en la provincia es favorable, sin embargo la población no está satisfecha con los ciclos de distribución de agua, si se tiene en cuenta que se realiza un importante programa de reparación y mantenimiento de las redes hidráulicas de la conductora Quintero-ciudad santiaguera.

El director de la UBB de Fuentes y Plantas de Aguas Santiago, acotó que los ciclos de distribución también se favorecen y tienen la garantía de la entrega en cada uno de los sistemas. En la actualidad los ciclos de distribución están bajando y se trata de mantener la calidad del agua y la vigilancia de los sectores hidrométricos para que no se alarguen los ciclos.

Antes los ciclos de distribución estaban entre cinco y nueve días, en estos momentos con los trabajos que se están haciendo en las redes esa distribución baja, y en algunos lugares el líquido llega de forma diaria, en otros cada tres días, y en los menos favorecidos entre cinco y siete días.

En la Empresa Aguas Turquino, el director de Ingeniería, sentenció que tienen problemas en una demarcación del municipio de Contramaestre -en la zona de Nápoles- donde hay afectadas unas 3 mil personas.

En San Luis queda recuperar ciclos en Dos Caminos con uno de alrededor de 22 días. En Songo-La Maya, hubo una rotura en la conductora de Joturo por lo que impidió la llegada del agua por espacio de 10 días que actualmente está funcionando y el ciclo está en 15 días, sentenció el directivo.

En el caso de Palma Soriano, aseveró que al municipio lo abastece la presa Hatillo, que envía unos 100 litros de agua por segundo a la potabilizadora, y esperan estabilizar la entrega y volver al ciclo de siete días. En el resto de los municipios se encuentran estable, no así en la comunidad de Baraguá que los pozos están deprimidos y buscan fuentes de abasto de agua.

Es bueno señalar que en la provincia se desarrolla un programa de reparaciones y mantenimientos de redes y conductoras para lograr una mejor entrega de agua a la población  y así satisfacer la demanda.

Deja una respuesta