Hacia el rescate de unidades punteras en la producción de alimentos

Santiago de Cuba, 18 jun.— Ese fue el principal desafío que enfrenta desde su creación hace unos tres años, la Empresa integral Agropecuaria Santiago de Cuba. A pesar del poco tiempo que lleva ejecutando esa encomienda, ya exhibe resultados en ascenso en la ganadería y cultivos varios.

Lo primero que salta a la vista es la transformación que hoy experimenta el cebadero de Maibío, en el municipio Palma Soriano y que fuera considerado el mayor polo ganadero de Santiago de Cuba.

Tras años de depauperación este sitio es objeto de un arduo proceso de rescate que ya rinde sus primeros frutos en aras de revitalizar la ganadería a gran escala en la provincia.

Casi 70 kilómetros separan a Maibío, de la ciudad de Santiago de Cuba. El cebadero con capacidad para 5000 toros, cuenta actualmente con 2000 ejemplares.

Acá los animales entran con poco más de 150 Kilogramos hasta llegar a los 420, peso ideal para el sacrificio. Una tarea que crece día a día en busca de equilibrarse en las mayores cifras y con ello ha logrado reestablecer el flujo productivo desde la ceba de ganado hasta la industria.

Significaba el ingeniero Gerardo Almeida Ibáñez que “es un proyecto anhelado para dejar de importar carne desde Camagüey. Ese trasiego de animales lo tenemos que reducir y Maibío es parte importante de ese empeño.

Lo previsto es crecer en 4000 cabezas de ganado. Estamos en ese camino”, expresó el directivo de la Empresa Integral Agropecuaria Santiago de Cuba.

Una excelente plantación de pastos altamente nutritivos, varios pozos y la energización y mecanización de las granjas constituyen un eslabón fundamental en la cadena de cría.

A ello se suma la recuperación total de los corrales e instalaciones administrativas y la especialización de un personal entregado ciento por ciento a la recuperación.

Todas estas acciones forman parte de un programa dirigido hacia el rescate de unidades punteras en la producción como está sucediendo con el cebadero de Maibío con su consiguiente planta cárnica, y otros centros como el Organopónico La República, sitio ubicado en las afueras de Santiago, vital en la cosecha de hortalizas y vegetales.

Indicaba Almeida Ibáñez que ya trabajan en cuatro vaquerías típicas y en la instalación de ordeños mecánicos. También su quehacer se encaminará hacia el polo “El Guineo”, un emblema productivo de Palma Soriano.

Sin dudas soplan aires de restablecimiento en el empeño de lograr una estabilidad alimentaria en Santiago de Cuba… Lo hecho hasta aquí engrandece la proeza que vienen realizando los hombres y mujeres de la Empresa Integral Agropecuaria.

Por Mariano Aldana Villalón (Tvsantiago)

Deja una respuesta