Historia del Primero de Mayo en Cuba

Santiago de Cuba, 1 may.— El 2 de mayo de 1890, en plena etapa colonial española se conmemoró por primera vez en Cuba, el Día Internacional de los Trabajadores con un desfile en La Habana, donde participaron unos tres mil obreros, que después se reunieron en el salón Skating Ring, en Consulado y Virtudes, donde usaron de la palabra 22 oradores, en tanto que la policía capitalina mantuvo rodeado ese local.

En tiempos de la República neocolonial, entre 1902 y 1958, las conmemoraciones del Primero de Mayo no tenían carácter oficial, aunque algunas tuvieron profunda significación como la de 1919 donde se manifestó la solidaridad con la naciente Unión Soviética, la de 1930 que formó parte del inicio de la etapa final de la lucha contra la dictadura machadista y la de MIL 945, que por primera vez abarcó todo el país.

A partir de 1953 el gobierno batistiano prohibió las conmemoraciones del Primero de Mayo al movimiento obrero y sindicalista, aunque estos contaron con el apoyo de la Federación de Estudiantes Universitarios para efectuar un histórico y multitudinario acto en el estadio universitario de La Habana.

Solo con el triunfo de la revolución el primero de enero de 1959 la celebración por el Día de los Trabajadores comenzaron a ser libres, contando con el apoyo del Gobierno Revolucionario que en coordinación con la CTC organizó el Primero de Mayo de 1959 con dos grandes conmemoraciones en el país, en La Habana y Santiago de Cuba.

Para esta fecha, el Comandante en Jefe Fidel Castro se encontraba fuera del país, en Buenos Aires, Argentina, para participar en la Conferencia Económica de los 21, por lo que el desfile organizado en la entonces Plaza Cívica de La Habana, fue presidido por el Comandante Raúl Castro Ruz, Ministro de las FAR.

Por su parte, el desfile y acto celebrado en Santiago de Cuba estuvo encabezado por el Comandante Ernesto Che Guevara. La actividad tuvo por escenario la explanada de Carretera del Morro y Calle 3, celebrándose bajo una pertinaz lluvia que no le restó colorido y alegría.

El Comandante Che Guevara en sus palabras, mostró satisfacción por presidir este acto del Primero de Mayo en la Cuna de la Revolución calificándolo de entusiasta y memorable, por lo que hizo el compromiso con los santiagueros de volver el año próximo para festejar junto al pueblo indómito la fiesta del Día de los Trabajadores, y así lo hizo en 1960.

Por Armando Fernández Martí

Deja una respuesta