16 de abril de 1961: Fecha de historia de gloria y de victorias

En la fecha del 16 de abril, convergen tres acontecimientos de trascendencia histórica para el pueblo cubano. Ese día, en 1961, el Comandante en Jefe Fidel Castro proclamó el carácter socialista de la Revolución; es fecha de la fundación del Partido Comunista de Cuba, y también Día del Miliciano.

Desde el mismo inicio del triunfo revolucionario, comenzó a aplicarse el Programa del Moncada. La Reforma Agraria y la nacionalización de las empresas, marcaban un nuevo rumbo del país.

La maquinaria capitalista y sus órganos de represión fueron destruidos, al tiempo que el imperio norteamericano y la contrarrevolución interna comenzaron sus agresiones con el fin de destruir la Revolución.

El pueblo, para salvaguardar sus conquistas, comenzó a organizarse en los CDR, en la FMC, en las Milicias Nacionales Revolucionarias y en las estructuras del movimiento obrero.

Fueron esas las transformaciones que marcaron el cumplimiento de la primera etapa revolucionaria y crearon condiciones para entrar en un nuevo período histórico, la etapa socialista.

Por eso, al decir de Raúl, cuando Fidel proclamó el carácter socialista de la Revolución, no hizo otra cosa que ponerle el nombre a un niño que ya había nacido.

Ese 16 de abril, el pueblo, con los fusiles en alto, juró defender las ideas del socialismo y estuvo dispuesto a sacrificarlo todo, hasta la vida, por la Revolución patriótica, democrática y socialista de los humildes, por los humildes y para los humildes. Fue una expresión ejemplar de la unidad revolucionaria.

En honor a esa realidad histórica, el 16 de abril se tomó como fecha de fundación del Partido Comunista de Cuba.

Las principales organizaciones revolucionarias que habían luchado contra la dictadura de Fulgencio Batista hasta derrotarla, seguían trabajando de forma coordinada, pero sin estar unidas en una sola organización.

Estas fuerzas: el Movimiento Revolucionario 26 de Julio, con su Ejército Rebelde; el Directorio Revolucionario 13 de Marzo y el Partido Socialista Popular, luego de la victoria de Playa Girón, se fundieron en las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI), que dieron paso al Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba (PURSC) hasta el 3 de octubre de 1965, que adoptó el nombre de Partido Comunista de Cuba (PCC).

Ese es el Partido no solo de los comunistas cubanos, sino de todo el pueblo, cuyos acuerdos en su VI Congreso y su 1ra. Conferencia Nacional, resumen los intereses de la nación para salvaguardar las conquistas revolucionarias y afianzar el socialismo como único sistema capaz de enfrentar y resolver nuestros problemas.

En honor a los hombres y mujeres que aquel 16 de abril, durante el sepelio de las víctimas de los bombardeos a los aeropuertos de San Antonio de los Baños, Ciudad Libertad y Santiago de Cuba, empuñaron los fusiles y pocas horas después materializaron su juramento en Playa Girón, y a los que convirtieron a todo el país en una inexpugnable trinchera, se designó esa fecha como Día del Miliciano.

El significado de esos tres acontecimientos se ha multiplicado en el tiempo.

Hoy el socialismo es más fuerte; nuestro Partido es más fuerte y nuestro pueblo organizado en la defensa es un bastión cada vez más infranqueable para el enemigo.

Por eso sobran razones para afirmar que el 16 de abril de 1961 es una fecha de historia, de gloria y de victorias multiplicadas en la obra y en la conciencia de nuestro pueblo.

Deja una respuesta