Imperativo de los azucareros, cumplir sus planes en la próxima zafra

Santiago de Cuba, 15 ago.— Contrario a lo que piensan muchos, el azúcar no se produce en la industria, sino en los campos. Esto es una verdad irrefutable, porque si no se cuenta con materia prima suficiente y de calidad, la sacarosa no puede aportar las cantidades necesarias al plan.

Esto, precisamente, es lo que ha incidido en que acumulemos una total insatisfacción en los últimos tres años. Dicho de otra forma, no se ha podido cumplir con las cifras pactadas desde la zafra 2015–2016.

El programa cañero-azucarero hay que verlo como una sola unidad a la cual debemos tributar incrementos en la producción de cañas y en los rendimientos agrícolas, junto al cumplimiento de las necesarias inversiones y reparaciones de la industria.

Claro que para ello tendrá que velar por rigurosa capacitación de los trabajadores para lograr la anhelada consolidación de la fuerza de trabajo y que cada uno de sus elementos sienta y actúe con sentido de pertenencia.

Hay que reconocer, igualmente, que este sector productivo ha sufrido una intensa sequía que ha tenido incidencia negativa en la calidad de la siembra, resiembra, uso del riego y en las atenciones culturales a las plantaciones. Los volúmenes de caña cuantificados hasta ahora no superan los 120 días de molida.

Si queremos tener zafras de 150 días habrá que dar un giro de 360 grados, y en ese empeño jugarán un papel decisivo las cinco Unidades Empresariales de Base (UEB) de atención a productores en el reto de producir grandes volúmenes de caña, al tiempo que la Empresa Azucarera deberá modernizar la obsoleta tecnología con que se cuenta para enfrentar con eficiencia los procesos fabriles.

Hay que significar que ante tamaño empeño, será muy necesario implementar estrategias inteligentes para hacer frente a los períodos lluviosos y de secas, con miras a disminuir los efectos negativos en las producciones de azúcar.

Si trabajamos como espera la dirección del país, los cuatro centrales santiagueros tienen el imperativo de marcar el despegue que todos deseamos en la próxima campaña. Toca bien de cerca a los 10 033 obreros del sector ubicar nuevamente a esta actividad económica entre la más eficientes en la provincia Santiago de Cuba.

Por Mariano Aldana Villalón (Tvsantiago)

Deja una respuesta