0524-frutas.jpg

Santiago de Cuba, 25 may.- La empresa agroindustrial América Libre, de Santiago de Cuba, prevé un incremento en el procesamiento de frutas a partir del aumento de las áreas de siembra en el mayor polo dedicado a ese cultivo en la provincia.

Varios programas como el de Fomento de cítricos y frutos exóticos marcan el ritmo productivo de la entidad, ubicada en el municipio de Contramaestre, el cual posee tierras que le confieren un dulzor especial a las frutas.

Un gran establecimiento cierra el ciclo como industria, con el procesamiento y elaboración de pulpas, jugos, néctares y conservas, lo que permite aumentar la fuerza laboral de la localidad, principalmente de mujeres y jóvenes.

Aunque la empresa garantiza la materia prima, incrementan sus sembrados con mil hectáreas (h) de diversas frutas y más de tres mil 200 h en el caso de los cítricos, para sostener un flujo continuo de los campos a la planta.

Humberto Estrada, director adjunto de la empresa agroindustrial América Libre, mencionó el fomento de cuatro variedades de naranja, dos de toronja, lima persa y limón eureka y otra cifra de mandarina, incluidas en el programa de revitalización de estos cultivos que en un tiempo fueron la estrella de la entidad.

Estos son los tradicionales, acotó Estrada, ya que también cosechan y procesan frutos como la cereza, el maracuyá, el higo y el tamarindo dentro de la diversificación de ese polo de frutales, bajo la técnica del policultivo para lograr mayor eficiencia y variedad.

Se intercalan los frutales y en todas las unidades y estructuras de base hay una combinación de fruta bomba, aguacate y mango, y así por el estilo con una idea estudiada detalladamente y puesta en práctica que va dando resultados, precisó.

Antonio Almenares, comercial de la industria América Libre, dijo que por eso la industria no cesa de triturar todo lo que llega de los campos santiagueros que le ha valido para romper sus propios marcas productivas durante el pasado año, cuando sobrepasaron las mil toneladas de puré de tomate y alcanzaron los mayores niveles de procesamiento de guayaba.

Esto solo se logra porque hay una interrelación entre las diversas formas productivas y la industria, una cooperación que saca el mejor provecho de las plantaciones frutales de Santiago de Cuba, concluyó Almenares.

Tomado de ACN