Instan a mayor percepción del riesgo ante COVID-19 en Santiago de Cuba

Con más de 100 días sin reportar casos positivos autóctonos a la COVID-19, las autoridades de Salud Pública en Santiago de Cuba instan a elevar la percepción del peligro entre sus pobladores ante la amenaza inminente de un rebrote de la enfermedad, tal como se observa en otras regiones del país.

Aunque la provincia transita de manera favorable hacia la tercera fase de recuperación pos-COVID-19 se mantienen los protocolos sanitarios correspondientes a la etapa, los cuales incluyen el uso del nasobuco en las aglomeraciones, instituciones de salud, espacios recreativos, el transporte público y otros considerados de riesgo potencial para el contagio.

La responsable del programa provincial de Infecciones Respiratorias Agudas (IRA), Adriana Vargas Valdés, manifestó a la ACN la preocupación por el incumplimiento de las medidas en el transporte en cuanto la capacidad de pasajeros a bordo, el empleo obligatorio de la mascarilla y la higienización de las manos.

Asimismo, insistió que nadie con síntomas respiratorios puede permanecer en el centro laboral, lo cual requiere de actitudes enérgicas de la administración y el sindicato, y aseguró la aplicación de multas a quienes infrinjan lo dispuesto por la Inspección Sanitaria Estatal.

En el actual escenario se intensifica la vigilancia epidemiológica en las comunidades y a los sectores más vulnerables de la población, mediante la pesquisa activa estratificada y la herramienta informática Pesquisador Virtual, sin embargo muchas personas introducen datos falsos y ello entorpece el trabajo de los profesionales de la salud, alertó.

Para Vargas Valdés, los controles médicos en los puntos de entrada al territorio constituyen una fortaleza del sistema, en tanto impiden la introducción de ciudadanos procedentes de las provincias que se encuentran en transmisión de la patología.

Los casos cuantificados en los últimos días corresponden a colaboradores provenientes de Venezuela, quienes a su llegada a la ciudad cumplen su aislamiento durante dos semanas, período en que se le realiza el PCR en tiempo real (reacción en cadena de la polimerasa), y de resultar positivos al virusSARS-Cov-2 se trasladan al hospital Ambrosio Grillo, ubicado en el poblado El Cobre.

Justo cuando el archipiélago atraviesa una situación compleja en el enfrentamiento a la pandemia, los especialistas de la salud en Santiago de Cuba exhortan a la ciudadanía a elevar la percepción del riesgo y la autorresponsabilidad como medida más efectiva para evitar retrocesos en el combate a un padecimiento que hasta la fecha ha costado la vida de cientos de miles de personas en todo el mundo.

Deja una respuesta