José Manuel celebra su cumpleaños 98 en este Día de San José

Santiago de Cuba, 19 de mar.- “Leí en una oportunidad  que doce jóvenes quisieron casarse con María y  cada uno llevaba un bastón de madera  en la mano.  La Virgen debía escoger a uno de  ellos,  y fue el bastón de José el que  floreció.  Fue José el escogido para casarse y tener una familia. Ese pasaje antiguo me impactó, y por ello  desde que era muy joven decidí  celebrar mi santo  cada 19 de marzo”

Así de sencillo me narró José Manuel Rodríguez Gómez, un cienfueguero devenido santiaguero el por qué   la verdadera fecha de su cumpleaños, el 14 de marzo (1920) quedó atrás, para festejar su santo un día como hoy, que considera una fecha  hermosa.

La conversación de este hombre que  ya tiene 98 años es fluida.  Tal vez  su facilidad lo justifica sus títulos de Técnico Medio en Electro Medicina,  en Electricidad Industrial, y de Profesor de Inglés. Pero además, él no dudó en presentarse en una convocatoria para guía de turismo, y allí, “tuve el cuarto lugar porque era negro”, afirma  con orgullo.

Modelo de expediente que recibían los habilitados como guías turisticos antes de 1959
Modelo de expediente que recibían los habilitados como guías turisticos antes de 1959

“Como guía de turismo  unos compañeros y yo vinimos   a Santiago con unos franceses en tiempo de carnaval. Aquí vi a otros cienfuegueros que deseaban montar un negocio de mecánica, refrigeración y hojalatería.   Por mis conocimientos  les ayudé y me quedé aquí. Fue en esta misma calle Los Maceo cuando un día se apareció una muchacha linda y me dijo que tenía problemas eléctricos en  su casa. Yo me brindé a ayudarla, le resolví el problema pero ya a los 2 meses estaba casado con Lilian (Edelmira Shelsen Bandera),  mi esposa hasta que falleció”.

Es la historia de amor que le permitió a José amar a Santiago. Ya en 1950 él radicaba en   Los Maceo 633. “En esta ciudad viví los duros momentos del Asalto al Cuartel Moncada, del Alzamiento del 30 de Noviembre, la muerte de Frank y la entrada de Fidel. Recuerdo muy bien aquellos días que nunca olvidaré”.

En la acogedora azotea de la vivienda de José, fue la conversación. Este señor de mente muy clara, recuerda que el mismo día de su cumpleaños en 1959, le intervinieron el negocio. Viajó a Cienfuegos y cuando regresó le propusieron trabajo como zacateca, no aceptó porque tenía conocimientos suficientes para enfrentar otras tareas, y así fue, le eligieron   como Jefe de la Brigada de Electricidad del Establecimiento de Construcción número Uno.

Tareas importantes realizó en su vida laboral, y recuerda con mucho cariño cuando llegaron a Santiago los modernos equipos que compró Fidel para la atención médica  como el Somatón, la Litotricia, la Cámara Hiperbárica, la hemodiálisis,  le llamaron y responsabilizaron para su instalación eléctrica. También tiene sus anécdotas de cuando  instalaron la terapia intermedia  en el Hospital Infantil Norte, y también estuvo presente en otros centros hospitalarios como Ambrosio Grillo, las del Infantil Sur. Fue una etapa intensa de  su vida.

“Compartir  con mi hija  Mildre y con la familia, es lo que más disfruta hoy”, afirma José, quien aprovechó la ocasión  para brindar con esta periodista esa  rica cerveza Hatuey. 

Antes de la despedida, José Manuel Rodríguez Goméz  exclamó: “A los 98 años de edad tengo mi primera entrevista. Y ahora te digo que el secreto de la longevidad está en los ejercicios. Hago ejercicios desde que era muy joven, y mientras pude fui al Círculo de Abuelos. Ahora trato de hacer aquí en casa algun movimiento.  Esa es mi recomendacion”.

Muy agradable fue la conversación con José, el hombre que nació en Cienfuegos el 14 de marzo, pero que cautivado por la historia del Día de San José decidió celebrar su santo cada 19 de marzo para entregarle todo su amor  a la familia que integran hoy  sus  3 hijos, 5 nietos y 11 viznietos.

Deja una respuesta