La “Abel Santamaría Cuadrado”, una Cooperativa agropecuaria de avanzada

Santiago de Cuba, 26 de sept. – Con más de medio millón de pesos de ganancia, la Cooperativa de Producción Agropecuaria  (CPA)  “Abel Santamaría Cuadrado” del municipio de Santiago de Cuba está entre las mejores del territorio, un mérito que ostenta prácticamente desde los primeros años de su fundación el 19 de julio de 1982.

“Nuestros niveles productivos han ido creciendo año tras año”, afirmó con mucho placer Vladimir Pérez Estremera, Presidente de la CPA ubicada en la Carretera de Baconao,  que tiene como principal renglón la ganadería.


Vladimir Pérez Estremera Presidente CPA Abel Santamaría Cuadrado.

Llegar a los 120 mil  litros de leche, es aspiración de los 57 trabajadores de esa CPA, donde se logran razas cada vez más resistentes y eficientes por la constante práctica de la inseminación artificial.

Además de la ganadería vacuna y la porcina, los cooperativistas tienen unas 500 cabezas de ovino-caprino que forma  parte del ganado menor de esa entidad productiva agropecuaria, donde con la siembra de forrajes  (moringa esencialmente), se garantiza la alimentación animal.

Según el Presidente de la CPA “Abel Santamaría”, ese colectivo está preparado para continuar produciendo en esta etapa compleja de arreciamiento del Bloqueo económico-financiero y comercial de Estados Unidos,  país que no permite ahora la entrada de combustible al país.

“Tenemos un patio donde se  producen mulos  para acopiar las frutas de las montañas y para el autoconsumo.  Ahí contamos con dos variantes la lograda con la yegua y el mulo y también pareando la mula con el caballo”, precisó Pérez Estremera.

Por otro lado, “la Cooperativa cuenta con 3 yuntas de bueyes, carretillas y carretas, instrumentos de trabajo  necesarios para la labor que se realiza dentro de esta demarcación productiva”, precisó la máxima figura de la “Abel Santamaría”.

La CPA “Abel Santamaría Cuadrado, es de las que tiene la posibilidad de procesar las frutas en su Mini Industria donde trabajan  mujeres esencialmente, quienes ante la carencia de combustibles, paran las máquinas en el horario pico, aunque mantienen su ritmo productivo ahora con el tamarindo y la cañandonga ante la escasez de guayaba y guanábana, debido a la sequía.

Deja una respuesta