La cultura de la gestión de Programas y Proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación

Santiago de Cuba, 30 de ene. – La cultura es vista como los conocimientos, habilidades y valores previos que posee el sujeto con respecto a los conocimientos, habilidades y valores que se incorporan a su acervo cultural en permanente desarrollo, por tanto, en este particular, se analiza como que abarca tanto los conocimientos e informaciones previas sobre el nuevo saber, así como saberes que de manera directa o indirecta se relacionan o pueden relacionarse con él.

El gestor de Programas y Proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación al enfrentarse a una nueva visión cultural a adquirir lo hace armado de una serie de concepciones y representaciones obtenidas en el transcurso de sus experiencias previas, en tanto, los conocimientos habilidades y valores previos permiten relacionar el nuevo conocimiento y son además, la base para la construcción de nuevos significados.

La cultura de la gestión de Programas y Proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación, por tanto, representa construir nuevos significados y sentidos e implica un cambio en los esquemas de los conocimientos, habilidades y valores que se poseen previamente, todo lo cual es posible con la introducción de nuevos elementos y (o) el establecimiento nuevas relaciones entre dichos elementos.

La cultura de la gestión de Programas y Proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación es una transformación social y pedagógica, de apropiación y aplicación de los conocimientos, habilidades y valores como nueva forma de pensar y hacer de los sujetos de la gestión de Programas y Proyectos de Ciencia e Innovación, que enriquece y le otorga  valor agregado al objeto en su constante perfeccionamiento y al sujeto al propiciarle nuevos saberes, en un proceso que se concreta en su utilidad social y de la misma manera, propicia un trascendente desarrollo social sostenible, a partir de los aportes de la ciencia y la innovación, que se refleja en calidad de vida de la población.

La cultura de la gestión de Programas y Proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación supone atribuir un sentido y construir los significados implicados en el nuevo saber qué, saber hacer y saber ser, lo que indica que la construcción no se lleva a cabo desde cero, en tanto, el gestor de Programas y Proyectos de Ciencia e Innovación construye personalmente un significado (o lo reconstruye desde el punto de vista social), sobre la base de los significados que ha podido construir previamente.

La cultura adquirida, en desarrollo permanente, será más significativa en la misma medida en que el gestor de Programas y Proyectos de Ciencia,  Tecnología e Innovación sea capaz de comprender, explicar e interpretar los nuevos conocimientos, habilidades y valores a adquirir y relacionarlos con lo que él ya conoce, en tanto, cada individuo posee un bagaje de saberes de acuerdo con su formación y al contexto social, cultural, científico e innovativo en que se desenvuelve y que obtiene en un proceso progresivo y constructivo de significados y sentidos.

Justamente gracias a esta base es posible continuar el aprendizaje y la construcción de nuevos significados, todo lo cual se puede obtener mediante la formación sistematizada de los sujetos, por tanto, la adquisición de la cultura de la gestión de Programas y Proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación esta condicionada por un proceso formativo sistematizado, como elemento dinamizador del desarrollo de la ciencia y la innovación.

En correspondencia con esto se infiere que si la cultura de los profesionales de la Educación Superior es enriquecida por su formación como gestores de Programas y Proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación y validada por una cultura que favorezca las cualidades de los recursos humanos, entonces el proceso apunta hacia niveles cualitativamente superiores de formación como gestores de Programas y Proyectos de Ciencia e Innovación.

De este enfoque deviene como elemento importante el determinar la dirección en la que se debe concebir de manera priorizada y permanente el proceso de formación de gestores de Programas y Proyectos de Ciencia e Innovación en el posgrado, dado a partir del conocimiento del proceso de gestión de Programas y Proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación, con el propósito de que se pueda lograr un desarrollo coherente de la ciencia y la innovación, así como de que cada día se obtenga un capital humano científico e innovativo más especializado.

En el proceso de formación de gestores de Programas y Proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación en el posgrado están presentes las necesidades formativas del gestor, las oportunidades para la formación y la utilidad práctica de la formación. Las necesidades formativas permiten el desarrollo de los conocimientos a partir de las prioridades sociales; en la misma medida en que el sujeto desarrolle la capacidad de construir su propio conocimiento de forma trascendente, innovativa, autorregulada y reflexiva, en una dialéctica entre lo académico y la praxis, donde, lo académico está dado en el conocimiento del proceso de gestión de Programas y Proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación en contradicción con la transformación creadora del conocimiento en la práctica, hacia el desarrollo lógico de la ciencia y la innovación.

Las oportunidades para la formación se dan a partir de la superación profesional como forma organizativa de la educación de posgrado. Por su parte, la utilidad práctica de la formación se sustenta en la introducción de los efectos e impacto de la ciencia y la innovación a través del proceso de gestión de Programas y Proyectos de Ciencia, Tecnología e Innovación, traducido en el mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad, la sustitución de importaciones y la generación de productos exportables con recursos propios, todo lo cual apunta hacia el desarrollo cada vez mayor de la ciencia y la innovación, a la luz de los avances y tendencias mundiales, a partir de las potencialidades concretas del capital científico, tecnológico e innovativo.

Deja una respuesta